juliocesarchavezjr pekEl mexicano Julio César Chávez Jr. propinó nocaut en el quinto asalto a Peter Manfredo y retuvo la faja mediana del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) en la Realiant Arena, de Houston, Texas.

Chávez (44-0-1, 31 KOs) pegó una potente derecha a Manfredo al comienzo del quinto round y ese fue el comienzo del fin para el estadounidense. A continuación el mexicano dio una seguidilla de golpes precisos con ambas manos, mientras su rival se mantenía indefenso tratando de capear el temporal.

Ante la superioridad de Chávez y para evitarle un castigo mayor a Manfredo, el árbitro Laurence Cole detuvo el combate cuando faltaban 1:52 minutos para su conclusión.

“Quisiera pelear con los mejores, reconozco que Sergio Martinez es un buen peleador, pero quisiera hacerlo ante “Canelo” Alvarez”, dijo Chávez Jr. al concluir el combate. “Mi promotor es el que manda, pero yo no lo tengo miedo a nadie”.

Peleando de riposta y evitando entrar al cuerpo a cuerpo desde el gong inicial, Chávez mostró buena defensiva y movimiento de piernas y torso hacia ambos lados, que hicieron fallar los golpes de Manfredo.

En el tercero y cuarto round, el “Junior” comenzó a desembarcar sus manos y se mostró más ofensivo con fuertes ganchos de zurda y derechas rectas, en tanto Manfredo tiraba golpes sin fuerzas que apenas impactaban en la anatomía de su adversario.

“Acabé”, dijo Manfredo con desilusión tras el revés. “Me dio un buen golpe y pararon el combate. No me dieron oportunidad (de reponerme)”.

Chávez había obtenido una dudosa victoria ante el entonces invicto alemán Sebastian Zbik (30-1-0) por dos boletas a favor y un empate el 4 de junio, pero las estadísticas de los golpes reflejaron ventaja del europeo.

El “Orgullo de Providence” poseía seis victorias consecutivas, la más reciente el 14 de enero ante el haitiano Daniel Edouard. Su último revés había sido ante el australainoa Sakio Biko por nocaut en el tercero el 13 de noviembre de 2008.

“Si no gano esta pelea estoy listo” había expresado Manfredo. “No voy a ponerme los guantes nunca más”. El “Junior” Chávez despejó dudas sobre sus cualidades y le dio una penosa despedida a Manfredo.

Comenta sobre este articulo