may pekBocón, controversial, dispuesto siempre a lanzar una frase soez, el invicto estadounidense Floyd Mayweather Jr. (42-0-0, 26 KOs) no pierde oportunidades para criticar al hombre que lo aventaja como el mejor libra por libra del mundo: el filipino Manny Pacquiao (54-3-2, 38 KOs).

“Pacquiao es un amateur que no lució bien ante Márquez”, dijo Mayweather Jr., al referirse al pleito que el asiático retuvo la corona welter de la OMB frente a “Dinamita” Márquez el 12 de noviembre en Las Vegas.

Con 34 años, Mayweather Jr. ha conquistado seis títulos mundiales en cinco divisiones diferentes y en su más reciente combate el 17 de septiembre propinó un inesperado nocaut en el cuarto asalto al mexicano Víctor Ortíz, campeón del CMB.

En la pelea Mayweather Jr. aprovechó que Ortíz bajó la guardia, tras un “rompan” del árbitro, y con una combinación de golpes lo envió a la lona para la cuenta definitiva. Una ingenuidad profesional, que Ortíz nunca olvidará.

“Si Márquez lo golpeó como quiso (a Pacquiao), imagínense lo que le haría Mayweather”, añadió con altanería “Pretty Boy”, monarca welter del CMB, sobre un posible enfrentamiento ante Pacman.

Los representantes de ambos grupos se lanzan críticas recíprocas por las evasivas que impiden un acuerdo para que los dos púgiles se vean frente a frente sobre el ring.

Fuentes cercanas a Pacquiao señalaron que Michael Koncz, su asesor financiero, y su promotor Bob Arum, presidente de Top Rank, se reunieron en Las Vegas para ajustar detalles y ofrecer una propuesta a los representantes de Mayweather, en relación con el tan esperado megacombate entre los dos mejores boxeadores en la actualidad.

“Se reunió con Bob para ajustar la pelea con Mayweather Jr.”, dijo el allegado a Pacman, que prefirió el anonimato.

No obstante, Leonard Ellerbe, uno de los asesores de Mayweather Jr. y Richard Schaefer, presidente de Golden Boy Promotions, le comunicaron a “ESPN.com” que Arum les notificó que ellos “no estaban interesados en sentarse a negociar la pelea”.

“Fuimos informados que Bob Arum no tiene interés en hacer una pelea entre Mayweather y Pacquiao en este momento”, aseguró Schaefer.

Arum, por su parte, ripostó: “Siempre hemos estado listos para hacer el combate, pero lo que pusieron condiciones sin sentido fueron ellos. Y siguen en la misma línea”

Mientras ambas partes se lanzan encendidas acusaciones y los fanáticos esperan con ansiedad por la pelea más lucrativa de la historia, Mayweather asegura que desea volver al cuadrilátero el 5 de mayo en el MGM Grand de Las Vegas. ¿Contra quién? Quizás ni el mismo “Pretty Boy” lo sepa.

Comenta sobre este articulo