El amor es recíproco: Miguel Cotto ama a Nueva York y en la Gran Manzana el púgil boricua recibe un respaldo cercano a la adoración. Claro que no es casual. En la ciudad de los rascacielos viven cerca de dos millones de boricuas (o “nuyoricans”) y la carrera boxística de Cotto (36-2-29 KOs) ha sido perfecta en esa gigantesca y multiétnica urbe.

Cotto intentará retener el sábado 3 de diciembre su corona superwelter AMB frente al mexicano Antonio Margarito en el legendario Madison Square Garden, donde acumula seis triunfos consecutivos, el primero cuando noqueó en el noveno round a Mohammed Abdullaev el 11 de junio de 2005 en una pelea revancha, pues el uzbeko lo había derrotado durante los Juegos Olímpicos en Australia, en el año 2000.

“Pelear en Nueva York siempre ha sido muy especial para mí, pues la gente siempre me ha apoyado y quiero darles una victoria para recordar”, dijo Cotto tras un entrenamiento en el Trinity Gim, de Nueva York.

Para Cotto será la séptima ocasión que asciende a la histórica instalación, la más reciente cuando ganó decisión dividida a Joshua Clottey, el 13 de junio de 2009. Los otros dos triunfos fuera del Garden los alcanzó Cotto en su tercer combate profesional ante el estadounidense Waklimi Young por decisión unánime en cuatro asaltos en los superligeros y más reciente frente a Yuri Foreman.

A Foreman le arrebató la corona superwelter de la AMB ante más de 25.000 personas en el Yankee Stadium, el 5 de junio de 2011, donde los boricuas presentes gritaron hasta el delirio y convirtieron la instalación en un manicomio tras decretar el árbitro Arthur Mercante el triunfo de Cotto faltando 42 segundos para concluir el noveno asalto.

“No voy a decepcionar a la gente de Nueva York este sábado”, afirmó Cotto, quien cumplió 31 años el 29 de octubre. “Voy a salir con el brazo en alto, porque vengo preparado para 12 fuertes rounds y estoy en mejores condiciones que cuando nos enfrentamos la primera vez”.

Margarito (38-7-0, 27 KOs) pidió que para el combate colocaron el árbitro y los tres jueces imparciales, porque considera que Cotto buscó la pelea en Nueva York para tener ventajas.

“Si Cotto quiere pelear en Nueva York a lo mejor es porque piensa que él tiene ventajas aquí”, dijo el “Tornado de Tijuana”. “Pero encima del ring estaremos solo nosotros dos. Y le voy a demostrar que sus palabras del vendaje son puras habladurías”.

Frente a sus incondicionales seguidores de Nueva York, Cotto podrá demostrar que es imbatible y, más aún, que el triunfo de Margarito en 2008 estuvo manchado por un vendaje ilegal.

Para “Tony” Margarito será una ocasión única de limpiar su imagen y resaltar que ganó por el poder de sus puños. Y junto a ello que un guerrero mexicano no se detiene aunque tenga todo el público en contra y padezca de limitaciones en la visión.

Comenta sobre este articulo