margaritopekMuy poco pudo hacer Antonio Margarito (38-8-28 KOs), ante un rápido y certero pegador (Miguel Cotto (37-2,30 KOs ) para caer derrotado en el décimo asalto por nocaut técnico, en la pelea estelar de la noche en el Madison Square Garden de Nueva York, repleto de fanáticos que fueron a apoyar al puertorriqueño y a celebrar el triunfo.

Cotto se movió constantemente en el centro del ring, y con pasos laterales para evitar de frente al temible pegador que no se cansó de buscarlo sin poder hacer estragos. Margarito comenzó a tener los mayores problemas a partir del tercer round, cuando el swing de izquierda de Miguel Cotto hizo daño en su ojo derecho, tanto que desde entonces se le cerró y, aunque no mermó en su empuje en el combate, no fue capaz de llegar con golpes efectivos que hicieran daño a su rival.

Esta vez el puertorriqueño fue superior en el manejo de su pelea en todas las distancias, para no dejar dudas de su triunfo con el cual retiene su título en los súper welter y está listo para hacer una próxima pelea con cualquiera de los mejores en la división.

Buen debut también para el nuevo entrenador del borinqueño, el cubano Pedro Luis Díaz, quien todo el tiempo mandó a hacer una pelea desde afuera, evitando ir a las esquinas y menos pelear de frente. Y así lo hizo el victorioso campeón, que no dio tregua en toda la noche.

ANOCHE GANARON LOS FAVORITOS

El mexico estadounidense Brandon Ríos (29-0-1,21 KOs), derrotó al inglés John Murray (31-2-0, 18) por nocaut en el undécimo asalto anoche, después de una refriega de directos y ganchos de izquierda y de derecha al cuerpo y al rostro. Fue un castigo tan fuerte, que el árbitro detuvo el combate. El resto de los asaltos, en su mayoría, los mayoreó el mexicano. Ríos no retuvo su título debido a que no hizo el peso establecido para el combate, que en principio estaba en discusión de la faja. De igual modo demostró estar entre los mejores de la división en los pesos ligeros. La pelea fue antesala de la estelar entre Antonio Margarito y Miguel Cotto, en el Madison Squeare Garden de Nueva York. Con este triunfo “Bam Bam” Ríos mantiene su calidad de invicto que ha conservado por siete años.

Realmente el campeón fue superior en todos los aspectos de la pelea, para no dejar dudas de su calidad boxística, y seguir soñando con combates al máximo nivel en su división. Uno de los que está esperando por él es el cubano Yuriorkis Gamboa.

Ríos, en su último combate celebrado el pasado 9 de julio en el Home Depot Center de Carson, California, se impuso por nocaut técnico sobre el mexicano Urbano Antillón, a quien fulminó en el tercer asalto. Antes, el 3 de octubre de 2008, hizo tablas con Miguel Pérez. Después de este duelo eslabonó una cadena de 10 victorias consecutivas. Al inglés sólo le habían clavado una derrota y fue a manos de su compatriota Kevin Mitchel, el pasado 16 de julio en Liverpool, Gran Bretaña, cuando cayó por nocaut técnico en el octavo asalto. El Británico, que cumple 27 años de edad este 20 de diciembre, ha sido campeón de peso ligero irlandés y de Escocia.

Por fin ya se sabe quién es el mejor: el dominicano Delvin Antonio Rodríguez (25-5-3,14 KOs) derrotó por decisión unánime al polaco americano Pawel Wolak (29-2-1, 19 KOs), en pelea que esta vez no dejó dudas acerca del ganador. Si bien casi todo el tiempo Rodríguez mayoreó el combate, en el último asalto combinó con certeros golpes a manera de gancho al rostro y al cuerpo de su rival, que estuvo a punto de irse a la lona. Como la anterior fue un gran reyerta. La pasada pelea entre estos dos corajudos pegadores concluyó con un empate, y muchos estuvieron en desacuerdo porque vieron ganar al latinoamericano.

Otro que se impuso anoche sin muchos problemas fue el invicto estadounidense Mike Jones (25-0-18 KOs), quien superó al argentino Sebastián Lujan (38-6-2-24 kos) por decisión unánime, en pleito eliminatorio de peso welter de la Federación Internacional de Boxeo (FIB). Con esta victoria el joven de 28 años de edad, ídolo de Pensilvania, Filadelfia, demostró que está bien, pero aún no todo lo que debe. Todavía le faltan unas cuantas peleas para realmente estar listo e ir a desafios de mayor crédito, aunque ahora podrá ir a la discusión del título en su peso. Jones tiró muchos golpes pero, no fue certero y le faltó el poder necesario para derribar a su contrario, que aunque se mostró muy cansado caminó toda la pelea.

Comenta sobre este articulo