bernard pekVuelve al ring Roy Jones Jr.,otro de los grandes, para demostrar que está en condiciones de realizar una buena pelea y continuar a la búsqueda de mejores contendientes. Jones Jr. (54-7-1, 40 KOs), calificado como el mejor boxeador de la década de los noventa, enfrentará a Max Alexander (14-5-2, 4KOs), en pleito por la vacante de los pesos cruceros a celebrarse el 10 de diciembre, en el Civic Center, de Atlanta .

La última pelea de este grande del ring, que está contratado por HBO a título de comentarista, fue con otro veterano campeón mundial, Bernard Hopkins ((51-5-1, 32 KOs), quien lo superó por decisión unánime en un combate que estuvo lleno de prácticas ilegales y que fue realizado en el casino Mandalay Bay, en Las Vegas, el 4 de abril de 2010. Diecisiete años atrás ambos habían peleado, y Jones se había alzado con el triunfo por decisión en el mes de mayo de 1993.

El veterano, que cumple 42 años el 16 de enero próximo, ha ganado los títulos mundiales de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) en los pesos medio, en super medio y en los semipesados, mientras alcanzó el de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) en los pesados, en su único combate en esta categoría. Además ha sido varias veces campeón de los semipesados del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), AMB, Organización Mundial de Boxeo (OMB), FIB, de la Federación Norteamericana de Boxeo (FNB) y de la Asociación Internacional de Boxeo (AIB). Y, por último, hay que apuntar que durante años fue considerado por la revista The Ring como el mejor boxeador en la categoría semi pesada.

Este púgil, que tantas alegrías le ha dado a sus seguidores, quiere seguir peleando. Y se las verá con un rival que no posee muchas credenciales para derrotarle, salvo el de su juventud porque tiene 12 años menos. Pero tampoco tiene una gran pegada, ya que entre sus 15 victorias hay solamente cuatro por fuera de combate y lo han vencido en cinco ocasiones, tres de ellas por la vía del KO.

A decir verdad no creo que el gran campeón vaya a bajar del ring con un fracaso más en su largo historial, y menos con un rival de esta magnitud. Debe ganar Jones por cualquier vía en un combate que no promete grandes emociones, salvo ver de vuelta a alguien que animó el boxeo como uno de los más grandes en las décadas del 90 e incluso del 2000.

Esa misma noche en Georgia, Atlanta, escalarán el ring en la división ligera, Floriano Pagliara, oriundo de Alemania, (11-4-6 KOs) y el invicto Chris Howard (13-0-6 KOs), en combate pactado a diez asaltos que cerrará el cartel y que debe ganar el estadounidense por cualquier vía.

Comenta sobre este articulo