ward pikCon tres letras entrelazadas, S. O. G. (son of God, o Hijo de Dios), y pulcramente vestido de etiqueta, gusta de presentarse en los laberintos de la internet el pugilista Andre Ward (24-0, 13 KOs). Por su fé acendrada, es fácil suponer entonces que le habrá resultado muy difícil pasar el Día de Acción de Gracias separado de su esposa y sus tres hijos.

Y es que Ward –27 años, nacido en Oakland, California– lo dedica todo al entrenamiento, de cara a su pelea final del 17 de diciembre ante el inglés Carl “La Cobra” Froch (28-1, 20 KOs), por la Copa del Super Six que patrocina Showtime Sports .

“Froch es a veces irritante en sus declaraciones” dijo Ward en improvisada rueda de prensa en King’s Boxing Gym, el sitio donde se entrena. “No dudo de que la pelea sea de mucho intercambio físico, yo lo tomo en serio como rival, pero espero terminar con mi brazo levantado por el referee”, agregó el monarca supermediano de la Asociación Mundial de Boxeo, WBA.

“Yo sé que Froch tiene calidad y es el monarca del Consejo Mundial (WBC) pero le gusta el juego con gente como él, que habla más de la cuenta; a mí no me sacará de paso”, insistió Ward.

Virgil Hunter, uno de los preparadores del norteamericano, sabe que su pupilo deberá lidiar con el alcance de Froch, cuyos brazos son cuatro pulgadas más largos. “Pero Ward sabrá meterse entre esos brazos, él no va a permanecer exactamente allí donde terminan los puños de su oponente”, aclaró.

Froch fue más boxeador que sus dos últimos contrarios, Glen Johnson y Arthur Abraham, y pregona a diario que hará lo mismo con Ward, pero Hunter está convencido de que “La Cobra” se encontrará ahora con la suela de su zapato.

El técnico no se preocupa tampoco por el corte sobre un ojo que sufrió Ward en un sparring y que obligó a mover la pelea del 29 de octubre al 17 de diciembre.

La cicatriz, visible en el rostro del norteño, no ha modificado su plan de entrenamiento ni de pelea. “He subido (al ring) con heridas otras veces, así que un sangramiento no será un problema”, acotó el de Oakland.

“Y si Froch toma la ceja de mi muchacho como un blanco, sabemos que él también ha sufrido cortes, como en el combate con Pascal, así que sabemos donde martillar”, amenazó por su parte Hunter.

Sky Sports, mientras tanto, reproducía estas palabras de Froch: “es verdad que en otras peleas he comenzado un poco pausado, pero ahora voy a buscarlo (a Ward) desde el primer round, para estar delante en las boletas si su herida se reabre y hay que llamarle a una enfermera”.

“Eso suena muy bonito, pero yo también seré parte del show y quiero recibir otros dos regalos de Christmas, ripostó Ward. Voy a quitarle su cinturón y a llevarme el trofeo del Super Six”, afirmó el Hijo de Dios al despedirse de los reporteros.

Comenta sobre este articulo