convencion49Más allá del reconocimiento a glorias del pugilismo, la 49 Convención del Consejo Mundial de boxeo, efectuada del 12 al 16 de diciembre, en Las Vegas, se caracterizó por amplias polémicas, en ocasiones exacerbadas, que culminaron en atractivas medidas para el mejor desenvolvimiento del pugilismo en el futuro.

Un total de 2.000 delegados asistieron a la convención, a la que fueron invitados y homenajeados alrededor de 100 campeones mundiales, entre ellos Julio César Chávez, Oscar de La Hoya, George Foreman, Mike Tyson, Sugar Ray Leonard, Roberto “Mano de Piedra” Duran, Héctor “Macho” Camacho y Marvin Hagler.

Entre los acuerdos mas relevantes aparecen la pelea obligatoria que deben efectuar en marzo el mexicano Julio César Chávez Jr (44-0-1, 31 KOs) y el argentino Sergio “Maravilla” Martínez (48-2-2. 27 KOs) por el título de la división mediana, versión Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

Martínez señaló que “no habrá combate”, al considerar que el azteca, de 25 años, buscará alguna excusa para evitar enfrentarlo, con la consecuente pérdida de la corona que alcanzó frente a Sebastian Zbik en junio por decisión mayoritaria y retuvo por nocaut en cinco rounds ante Peter “El Orgullo de Providence” Manfredo el 19 de noviembre en Houston, Texas.

“Agradezco al CMB que me respalde para sostener esta batalla que he estado buscando desde hace tiempo”, expresó “Maravilla” Martínez, titular diamante del mismo organismo. “Estoy dispuesto a pelear contra Julio César Chávez en el lugar y la fecha que quiera, incluso estoy dispuesto a pelear en México. Pero veo complicado que acepte pelear contra mí”.

Martínez, de 36 años y cuatro victorias consecutivas, tres por nocaut, perdió el cinturón de las 160 libras en forma burocrática cuando la AMB lo nombró campeón Emérito y le otorgó la oportunidad de enfrentar al ucraniano Serguei Dzinziruk por cetro Diamante que ganó por nocaut en el octavo asalto.

Con esa movida de la AMB, el ucraniano Zbik, campeón interino, se convirtió en flamante campeón hasta que Chávez Jr. le arrebató el título por dos votos a favor y un empate (115-113, 116-112 y 114-114).

Una medida interesante fue la creación de la Copa Mundial de Boxeo, que se efectuará en ocho divisiones desde mayo hasta octubre del cercano 2012.

“El torneo durará alrededor de 40 semanas y esperamos la participación de todos los campeones de las confederaciones del CMB, es decir campeones regionales y de plata”, dijo el mexicano José Sulaimán, presidente de la organización.

Sulaimán recalcó que “la Copa Mundial es uno de los programas más ambiciosos que el CMB ha promovido en 50 años. Confiamos en que participen púgiles de los 164 países inscritos en la entidad”.

El dirigente precisó que habrá premios en metálico y los campeones de cada división podrían ganar una bolsa cercana a los 250.000 dólares, además del derecho a desafiar al titular mundial en cada categoría.

Durante las sesiones de trabajo también se decidió el pesaje obligatorio el día del combate en las peleas titulares, sin eliminar el encuentro con la báscula la fecha previa como está regulado.

Se estableció que para el segundo pesaje, los competidores no podrán sobrepasar el cinco por ciento del peso anterior y “si alguno se pasa del 10 por ciento tendrá que pagar una multa”.

También se implementó para el año próximo el uso de la repetición en video para “lograr mayor justicia, en cuanto a acciones como cabezazos o infracciones”, que no hayan sido apreciadas por los árbitros. Se revisarán esas acciones dudosas, al concluir cada round en que ocurran.

Comenta sobre este articulo