jermain pikEl gran excampeón de los pesos medianos, Jermain Taylor (28-4-1, 17 KO) quiere nuevamente ceñirse la corona y se está preparando desde hace unos cuantos meses para volver al ring, después de una ausencia de más de dos años. Esta vez lo hará ante Jesse Nicklow (22-2-3, 8 KOs) en una cartelera especial que se realizará este 30 de diciembre en Morongo Casino Resort, en Calabazón, California y será transmitida por Showtimes.

Esta vez el fuerte pegador vuelve a la división de peso mediano de las 160 libras, en vez de a la inmediata superior, donde sufrió varios escalabros, inesperados algunos de ellos. El propósito es ganar algunas peleas para intentar ir nuevamente a la búsqueda de un título de campeón mundial que lo lleve a figurar entre los mejores de la división.

La última pelea de Taylor fue ante el alemán Arthur Abraham en el combate de apertura del Super Six en octubre del año 2009 en Berlín, cuando en el duodécimo round recibió contundentes golpes que le provocaron una severa conmoción cerebral. El nocaut fue tan brutal que tuvo que ser hospitalizado, pero además padeció de pérdida de memoria, y un pequeño sangrado en el cerebro. Antes, en el mes de abril de ese mismo, sufrió un fuera de combate ante Carl Froch en abril, en pelea por discusión del título. Todo ello llevó al reconocido púgil a retirarse por un tiempo para tomar decisiones sobre su futuro.

De los triunfos más significativos del nacido en Arkansas, resaltan sus dos victorias sobre el peso mediano Bernard Hopkins, ambos por decisión de los jueces. Primero fue en el mes de julio del 2005 y luego, en diciembre del propio año, volvió a imponerse en pelea revancha que lo consagró como el gran campeón de la división. Taylor llegó a imponerse en 25 combates consecutivos, lo cual a la vista de especialistas y fanáticos lo convertían en la superestrella a derrotar.

Pero no todo iba a saber gloria, los buenos campeones tienen que enfrentar a rivales de todo tipo. De tal modo un día comenzaron los tropiezos, tanto que en sus últimas cinco peleas perdió cuatro, tres de ellas por nocaut, entre éstos el que le propinó Kelly Pavlik en el séptimo round. Nuevamente volvió a perder con el norteamericano Pavlik cinco meses después.

Ahora se las verá con un oponente que si bien no presenta un gran récord de nocauts es un peleador agresivo que se mueve bien sobre el ring y que siempre va hacia adelante, aunque a veces es escurridizo. Será una buena oportunidad para apreciar cómo está el medallista de bronce olímpico en el 2000 en todos los aspectos. Debe Taylor ganar la pelear sin muchos contratiempos por cualquier vía, aunque si va de frente y se faja con él como es de suponer, debe ganar por la vía rápida. Sería bueno un regreso victorioso, categórico, para avivar aún más la división.

Comenta sobre este articulo