pacquiao-marquezAunque el puertorriqueño Francisco Valcárcel, presidente de la OMB, aseguró que Juan Manuel “Dinamita” Márquez y el filipino Manny “Pacman” Pacquiao se enfrentarán nuevamente en 2012, debo confesar que me sumo al grupo de los escépticos.

Sin dudas, Valcárcel es fuente de todo crédito y sus palabras deben estar respaldadas por los entretelones del esperado cuarto combate entre el incansable peleador azteca y la megaestrella asiática.

“Sea en mayo o noviembre del 2012, garantizo que Juan Manuel Márquez tendrá su cuarta pelea contra Manny Pacquiao”, afirmó Valcárcel, uno de los que está convencido de que el mexicano fue despojado de la victoria por el título welter el 12 de noviembre en Las Vegas.

Pero estimo que el factor publicitario supera a la realidad, en una especie de “suspense” para romper las trabas y viabilizar el añorado proyecto, que despeje definitivamente las dudas sobre quién es el mejor púgil de la división y la figura cimera libra por libra del mundo.

“La televisión tiene el interés de que la pelea se dé nuevamente, los hoteles tienen interés, hay muchos interesados”, dijo Valcárcel. “Uno siempre debe de estar bien informado con los promotores. Tengo que conocer sus deseos, así como el de los peleadores, lo que la prensa pide y saber la pelea que más dinero le generaría a los boxeadores y a sus promotores. Una vez que se tienen todos estos elementos, puedo decir qué Márquez sí va a pelear por cuarta ocasión ante Pacquiao”.

Valcárcel sabe a la perfección que la polémica pelea en la que Pacquiao resultó ganador, propició ganancias de 76 millones, 693 mil dólares al ser vista en 1,4 millones de hogares gracias al sistema Pay-Per-View.

También que Pacquiao ganó 25 millones de dólares y Márquez elevó su bolsa a más de 10 millones de dólares, en tanto hubo una larga lista de beneficiados con el pleito, incluidos promotores, televisoras y patrocinadores.

“La pelea fue un éxito tanto deportivo como en el terreno de los negocios y obviamente influyó mucho que la pelea fuera con Juan Manuel Márquez, porque sabemos que los latinos tienen una gran base en Estados Unidos y son los que compran las peleas”, aseguró Todd Duboef, presidente de la promotora Top Rank.

El máximo ejecutivo de la OMB señaló que “Juan Manuel está inclinado en tener su cuarta pelea contra Pacquiao, esa es su prioridad”, aunque explicó que Timothy Bradley podría ser la segunda opción del mexicano.

Otro obstáculo a las aseveraciones de Valcárcel son las condiciones impuestas por “Dinamita” Márquez, quien exige el enfrentamiento se efectúe en México y no en Las Vegas, donde ocurrieron los tres anteriores, con jueces de los que puso en duda su honestidad.

“Que la pelea no sea en Las Vegas, las tres peleas las he ganado y no me las han dado, es cuestión financiera por lo cual no me dejan llevarme el triunfo”, expresó Márquez. “Me encantaría que fuera en México, pero Pacquiao no querría. Si en Las Vegas lo quisieron linchar imagínate aquí, no sale vivo”.

Para Pacquiao el cuarto pleito contra Márquez tendría una única y poderosa motivación: el dinero, porque desde el punto de vista boxístico el filipino perdió mucho prestigio y valoración. Tras su último ascenso al cuadrilátero, se multiplicó la cifra de los que ponen en duda que sea el mejor libra por libra del pugilismo actual.

Habrá que hacer una gigantesca oferta en billetes verdes para que Pacman acceda a verse las caras nuevamente con Márquez sobre el ring y más aún que no se oponga a efectuarlo en alguna ciudad mexicana.

Pero Valcárcel y los que dominan el boxeo saben que “el dinero mueve montañas”. Quizás de ahí provenga la convicción que en 2012 se efectuará la cuarta pelea Márquez-Pacquiao.

Comenta sobre este articulo