veneno pikEl mexicano Marco Antonio “Veneno” Rubio aseguró que destronará a su compatriota Julio César Chávez Jr. en el combate del 4 de febrero por el título mundial de la división mediana del CMB en San Antonio, Texas.

“Ese día habrá un nuevo campeón del mundo”, dijo Rubio, de 31 años y quien acumula diez triunfos consecutivos, el último por la vía del sueño en el quinto asalto ante el estadounidense Matt “Depredador” Vanda, el 17 de diciembre en Las Vegas.

Rubio (53-5-1, 46 KOs) pregona a los cuatro vientos que Chávez (44-0-1, 31 KOs) es un “inflado” y que recibe mucho apoyo y promoción de la prensa y de los patrocinadores por ser hijo de “La Leyenda” Chávez, pero que no posee ni la pegada ni la calidad de su padre.

“Le han ido acomodando las peleas y también sabemos que perdió con (el alemán Sebatian) Zbik”, añadió Rubio sobre la pelea que le otorgó la corona del peso mediano en junio del pasado año. “Zbik ganó pero se la dieron a Chávez Jr. Lo hemos visto perder por lo menos tres veces y los jueces siempre lo favorecen”.

Las críticas sobre el Junior Chávez subieron de tono hace pocos días cuando el argentino Sergio “Maravilla” Martínez llamó “cobarde” y “campeón de papel” a Chávez.

Martínez, a quien muchos señalan como el mejor de la división, rompió relaciones con el CMB y renunció al título de campeón mundial honorífico, porque la entidad no exigió a Chávez que lo enfrentara a mediados de 2012 como se había pactado inicialmente.

“Estoy decepcionado de la forma en la que un campeón como Chávez Jr. evita pelear”, precisó Martínez. “No hay cobarde más grande que Chávez, seguido por (el entrenador Freddie) Roach y (el promotor Bob) Arum”.

Rubio insiste en que el Junior Chávez nunca ha enfrentado a un púgil con la potencia de sus puños y que no tiene dudas que el combate finalizará antes del límite de tiempo.

“Le voy a sacar el máximo a mi pegada y él (Chávez) no podrá aguantar el embate de mis golpes”, argumentó “Veneno”, quien fulminó a sus contrarios en 46 de los 53 triunfos, para un impresionante 86 por ciento.

Desde que perdió por nocaut técnico en el noveno asalto con Kelly “El Fantasma” Pavlik en febrero de 2009, en la ciudad estadounidense de Ohio, Rubio no conoce el amargo sabor de la derrota.

En su primera defensa de la faja mediana, Chávez Jr. se impuso por nocaut técnico en el quinto round a Peter “El Orgullo de Providencia” Manfredo (37-3-0, 20 KOs) el 19 de noviembre en la Reliant Arena, de Houston, Texas.

Comenta sobre este articulo