klitschko pkNo es una casualidad y los hermanos Wladimir y Vitali Klitschko parecen refrendarlo, que Ucrania se haya convertido en la principal potencia del pugilismo aficionado en el pasado año 2011, tras ganar con claridad (cuatro medallas de oro y una de plata) el Campeonto Mundial de Boxeo Amateur, disputado en Bakú, capital de Azerbaiyán, del 25 de septiembre al 8 de octubre.

Wladimir (56-3, 49 KO’s) y Vitali Klitschko (43-2, 40 KO’s), reyes del profesionalismo en los completos, la categoría que más apasiona a los amantes del deporte de los puños, avalan el potencial pugilístico de esta nación europea, ahora país independiente, y que antes formara parte de la desaparecida Unión Soviética, que siempre presentó notables pugilistas en el ámbito amateur.

Wladimir es el vigente campeón mundial reconocido por la Asociación Mundial de Boxeo, la Federación Internacional, las Organizaciones Mundial e Internacional, y la revista Ring, en tanto que su hermano Vitali es el rey del Consejo Mundial de Boxeo.

En Bakú, unos meses atrás, Ucrania se apoderó de cuatro títulos mundiales, gracias a los puños de Vasyl Lomachenko (60 kilogramos), Taras Shelestiuk (69), Evhen Jytrov (75) y Olexandr Usyk (91 kilos, lo que es un equivalente al peso pesado en el profesionalismo).

Precisamente el zurdo Usyk resultó uno de los focos de atención del torneo, pues evidenció pegada, un somatotipo atractivo (elevada estatura y complexión atlética), buena velocidad para la division, y sobre todo juventud (23 años, nació el 17 de enero de 1987), por lo que algún que otro precoz experto le vaticina posibilidades como sucesor de los colosos Klitschko en el profesionalismo.

A los citados cuatro títulos se suma una medalla de plata de Denys Berinchyk (60 kilogramos), con lo cual Ucrania redondeó una faena digna del país que fuera la principal potencia del pugilismo aficionado, Cuba, que en esta ocasión terminó en el segundo lugar de la lid con dos preseas doradas y una plateada.

Ucrania desarrolla en la actualidad un programa deportivo de alto rendimiento en el cual el boxeo ocupa una de las prioridades, a partir de pilares de desarrollo amateur que nutren el profesionalismo, oficialmente reconocido tras desaparecer la Unión Soviética, cuyo sistema social socialista prohibía el deporte rentado.

Precisamente los ya referidos hermanos Klistchko constituyen la principal inspiración de los jóvenes boxeadores ucranianos que, evidentemente, toman con mucha seriedad el asunto, y la mejor muestra es el primer lugar por países conquistado en el Mundial de Bakú, el pasado año.

Comenta sobre este articulo