Cansado de diatribas y rumores mal intencionados, el pugilista filipino Manny Pacquiao reveló que tiene como principal objetivo en 2012 enfrentar a Floyd Maywheater Jr. y para ello accederá a someterse al examen antidopaje que le exigió el peleador estadounidense en el pasado.

“Lo he dicho repetidas veces y lo digo de nuevo, quiero que Floyd Mayweather Jr. sea mi próximo rival y no he cambiado mi elección a pesar de los recientes acontecimientos”, dijo Pacquiao a la revista The Ring, en franca alusión a que su posible oponente debe cumplir una sentencia de tres meses de cárcel a partir del mes de junio.

Comentó que le parece injusto que le hayan culpado de no intentar concretar el esperado combate. “Lo he dicho siempre, yo peleo para los amantes del boxeo, y quiero que tengan la mejor pelea posible. Nunca he esquivado una pelea con nadie, si lo hiciera, no estaría donde estoy ahora” añadió.

“Estoy dispuesto a pasar cualquier tipo de examen”, dijo el “Pacman” y agregó que “todos sabemos que Mayweather no tiene representante y que es él mismo quien pacta sus peleas. Yo me sentaré a hablar con (Bob) Arum y propondremos unas condiciones muy simples, que la pelea salga adelante ya depende de él (de Mayweather)”.

La negativa del peleador filipino a someterse a esos exámenes supuestamente fue la causante de que se malograra el pleito meses atrás y se convirtió en caldo de cultivo para que Mayweather cuestionara la pulcritud de su imagen.

Entonces, y supuestamente tras reconsiderar su decisión, Pacquiao accedió a realizar las pruebas, pero ya el norteamericano parecía que no estaba dispuesto a concederle el desagravio y solicitó otras exigencias que, a la postre, impidieron la que pudo ser la pelea del 2011.

Según trascendió su promotor barajaba para iniciar la temporada, entre abril y mayo, posibles revanchas ante Juan Manuel Márquez y Miguel Cotto o un choque frente al invicto súper ligero Timothy Bradley. La posposición de la entrada a la cárcel de Mayweather abrió la posibilidad del combate.

“Voy a insistir en que la pelea con Mayweather tenga preferencia a los otros tres que hay en la lista”, enfatizó Pacquiao.

Horas después, Mayweather utilizó su cuenta “twitter” para salirle al paso a las declaraciones del astro filipino: “Te estoy desafiando, peleemos el 5 de mayo y démosle al mundo lo que ellos quieren ver”.

Comenta sobre este articulo