Manny Pacquiao y Floyd Mayweather Jr. se están burlando de los amantes del boxeo. Ambos se desafían y culpan recíprocamente de no concretar la denominada Pelea del Siglo, a sabiendas que existen enormes expectativas por conocer quién es el mejor púgil libra por libra del mundo

Obviamente en la burda representación teatral participan promotores, asesores legales, entrenadores y representantes financieros, que mueven los hilos de ambos campamentos.

Pocos días atrás, el Pacman, de 33 años, hizo saltar de júbilo con sus declaraciones desde Filipinas.

“Quiero a Floyd Mayweather para mi próximo ascenso al ring y no he cambiado de opinión”, expresó Pacquiao. “Si no hay pelea, no será por mi causa porque peleo para los fans y yo no esquivo a ningún peleador”.

Aunque quizás haya sido una opinión honesta, en esos momentos Mayweather estaba a las puertas de ingresar a la cárcel por 90 días y no existía certeza de que podría cumplir con su combate del 5 de mayo.

Pero como estaban firmados los compromisos legales del pleito, Mayweather obtuvo una prórroga de la sentencia hasta el 1 de junio, lo que de inmediato provocó una reacción del promotor de Pacquiao, Bob Arum, quien echó por tierra las palabras del brillante peleador asiático.

“Estaremos peleando en junio con uno de esos cuatro tipos”, dijo Arum a la cadena ESPN, en referencia al posible enfrentamiento ante Miguel Cotto, Juan Manuel Márquez, Lamont Peterson o Timothy Bradley Jr.

Para extender la fecha de un nuevo combate de Pacquio, Arum tomó como excusa la herida que sufrió en el anterior combate frente a Márquez en noviembre y le requirió varios puntos de sutura.

“Quiero asegurarme de que los cortes de Manny están curados”, explicó Arum. “No caeremos bajo este tipo de presión. Junio es una fecha más probable para Manny, pero no mayo”.

En idéntico sentido se expresó Michael Koncz, asesor financiero de Pacquiao.

“Es absurdo desde el punto de vista económico”, señaló Koncz, argumentando que no existe un local apropiado, pues en Las Vegas se construye una sala de 45.000 butacas, pero no estará terminada hasta finales de mayo.

Mayweather también echó leña al fuego en su cuenta de Twitter, en franco reto a las palabras que le lanzó Pacquiao.

“Manny Pacquiao, te estoy desafiando, peleemos el 5 de mayo y démosle al mundo lo que ellos quieren ver”, dijo Mayweather en la red social. “Acepta el desafío, payaso, mi sentencia de cárcel fue demorada porque la fecha ya está reservada”.

“Pretty Boy” debía ingresar el 6 de enero en el Centro de Detenciones del Condado Clark para cumplir una sentencia de 87 días por cargos de violencia doméstica. Pero sus abogados lograron convencer al juez del caso de que tenía una obligación de contrato en un casino de Las Vegas, que según estiados reportaría cerca de 100 millones de dólares a la economía de la ciudad.

Pero la promotora Golden Boy, que ha representado a Mayweather en años recientes, ha mencionado como posibles rivales de “Money” Mayweather al mexicano Saúl “Canelo” Alvarez, de la división superior, y al ligero Robert Guerrero, en dos categorías por debajo.

Según Golden Boy Promotions un choque con cualquiera de estos dos púgiles es relativamente fácil, no así el pleito Pacquiao-Mayweather que exigirá de innumerables detalles y mucho tiempo de ajuste para el más combate más taquillero de la historia.

Desde Filipinas, Pacquiao lanzó este jueves otra contrarréplica a Mayweather: “Quiero enfrentarme a él. Es el combate que todo el mundo quiere. Si encuentra un promotor que le garantice el dinero que exige, entonces no existirán impedimentos para que nos veamos sobre el ring. Si lo consigue, compartiremos el premio a partes iguales”.

Pacquiao acumula 54 triunfos, 38 de ellos antes del límite, tres reveses y dos empates, en tanto el invicto Mayweather, se ha impuesto en 42 pleitos y en 26 concluyó previo al fin de las acciones.

¿Se dará el combate Pacquiao-Mayweather en 2012 ? Todo indica que a pesar de los retos lanzados por ambos púgiles, existen muchos detalles ocultos que privarán al mundo de ese suculento y esperado manjar boxístico.

Comenta sobre este articulo