Menos de cinco episodios duró la osadía de la retadora tailandesa Teeraporn Pannimit ante la mexicana Jessica “Kika” Chávez, quien la derrotó por nocaut técnico en la disputa del título en la división minimosca de la Federación Internacional de Boxeo (FIB), pleito celebrado en el Coliseo Olímpico de la Universidad de Guadalajara, Jalisco.

Desde el inicio del combate las muestras de superioridad de Kika (14-3-2, 4 KOs) resultaron evidentes. La inoperancia del plan táctico de Pannimit (14-5-0, 5 KOs) hacia previsible que la campeona exponente, nacida en el Distrito Federal, ganaría su cuarta defensa sucesiva del cinturón de la FIB.

Repetidas combinaciones hacia el rostro y el abdomen fueron ablandando el espíritu de la retadora. El castigo no se detuvo hasta que al minuto y 59 segundos del quinto asalto el réferi Raúl Caíz dio por concluida la contienda y alzó el brazo de Chávez en señal de triunfo.

Tras el éxito la peleadora local agradeció a la afición que la respaldó durante la pelea y le prometió que volvería, una tercera vez, a Guadalajara para defender su condición de monarca mundial de la FIB.

“Gracias por su apoyo este triunfo es suyo”, expresó Chávez con una gran sonrisa tras retener la faja por tercera ocasión.

El título lo alcanzó el 16 de abril de 2011 en el World Trade Center de Boca del Río en Veracruz, donde derrotó por decisión dividida frente a su compatriota y entonces monarca Irma “Güerita” Sánchez 22-5-1, 7 KOs. En esa ocasión prometió que iba a prepararse como nunca para hacer varias defensas, buscar la unificación de títulos y “convertirme en la mejor de la división.”

Apenas tres meses después, el 2 de junio, expuso por primera vez el cinturón y cumplió parcialmente su palabra en el Gimnasio de Nuevo León en Monterrey. Aquel día la colombiana Mayerli Altamar (10-2-2, 5 KOs) sufrió las consecuencias del irrespeto y cayó por nocaut técnico en cinco escenas.

Yesenia “Pequeña” Martínez, otra boxeadora azteca también cuestionó su jerarquía el 10 de septiembre, en la Universidad Autónoma de Guadalajara, pero los diez asaltos pactados resultaron insuficientes para arrebatarle la corona a Jessica “Kika” Chávez.

Comenta sobre este articulo