El prestigioso entrenador Emanuel Steward, miembro del Salón de la Fama del Boxeo, aseguró que el cubano Yuriorkis Gamboa (21-0, 16 KOs) será el próximo Ray “Sugar” Leonard, pero al mismo tiempo, y sin gritarlo a los cuatro vientos, dejó entrever que a los 30 años, el pugilista debe aprender a superar un grave defecto técnico para hacer realidad ese vaticinio.

Sin ánimos de poner al descubierto una brecha en la estructura boxística de Gamboa, quien es su pupilo en la actualidad, Steward consideró que muchas veces, en el fragor del combate, el talentoso pugilista cubano deja su brazo izquierdo demasiado bajo, y expone su mandíbula a un impacto contundente de cualquier oponente, sobre todo si es un derecho.

Steward ha dicho que Gamboa será el próximo “Sugar” Leonard, porque es capaz de mostrar poder y velocidad, una mezcla solo perceptible en quienes han sido los mejores entre los mejores del mundo en las 12 cuerdas. También ponderó la valentía del antillano, aunque al mismo tiempo considera algo riesgosa su temeridad, que le impide medir acertadamente los peligros.

Hasta ahora, con su poderío indiscutible y su valor a toda prueba, Gamboa ha resultado invencible sobre el cuadrilátero, pero si no supera el citado defecto técnico algún día “puede ser prendido por un buen golpe definitivo en el mentón”, ha sugerido el entrenador.

Yuriorkis Gamboa, quien fue despojado de los títulos mundiales que ostentaba en la categoría pluma por controvertidos tecnicismos reglamentados por organismos rectores del pugilismo, decidió aumentar de peso y ahora peleará en los ligeros.

Incluso, el cubano no descarta probables incursiones en las divisiones ligero-welter y welter, donde tendría la oportunidad de enfrentar a los dos mejores boxeadores del planeta libra por libra: el filipino Manny Pacquiao y el estadounidense Floyd Mayweather Jr.

Gamboa, quien también afrontó en 2011 acusaciones de violencia doméstica por presunta agresión física contra su mujer, un problema extradeportivo que lógicamente incidió de forma negativa en su carrera, regresará al cuadrilátero el 3 de marzo de este año, para enfrentar al estadounidense de origen hispano Rocky Suárez, en el Staples Center, de Los Angeles, California.

En sus más recientes presentaciones, el denominado “Ciclón Guantanamero” venció de forma inobjetable a los mexicanos Daniel Ponce De León (septiembre 10 de 2011) y Jorge Solís (marzo 26 de 2011), en ambas ocasiones en Atlantic City, Nueva Jersey, donde retuvo la corona mundial de peso pluma de la Asociación Mundial de Boxeo, de la cual resultó despojado posteriormente por la citada organización.

La reaparación de Gamboa genera un gran interés y habría que observar durante su accionar sobre el cuadrilátero si ya su actual entrenador, el afamado Steward, inició la faena que permitiría al boxeador de la Mayor de las Antillas eliminar el defecto técnico que le separa del talento extraordinario del estadounidense Ray “Sugar”Leonard.

Comenta sobre este articulo