saul pikEl ucraniano Vitali Klitschko sumó otro galardón a su trayectoria deportiva al ser nombrado como “Mejor púgil” del Consejo Mundial de Boxeo en 2011, entidad que también distinguió al mexicano Saúl “Canelo” como “Mejor campeón” del año.

La fundamentación del premio al veteranísimo peleador europeo de 41 primaveras se sustentó en el hecho de que en los doce meses pasados hizo efectivas dos defensas del título en la división pesada y en ambos casos las culminó antes del límite.

Su primera víctima fue el cubano Odlanier Solís (17-1-0, 12 KOs), el 19 de marzo en Colonia, Alemania. El caribeño, que ganó todo en el boxeo amateur y estaba invicto, pudo ser un durísimo escollo para el gigantón de 2.03 metros (43-2-0, 40 KOs), pero una rotura de ligamento de su rodilla derecha en el primer asalto impidió el normal cauce de una de las peleas más esperadas y promocionadas.

Ese desenlace dejó un sabor agridulce en el monarca porque aseguró en la conferencia de prensa que Solís había caído debido a la fuerza de un puñetazo suyo. Pero la repetición televisiva le desmintió, al ser evidente que el caribeño “visitó” la lona por la lesión y no por el citado golpe.

Después del intercambio mediático que se suscitó, incluida la declaración de Solís que renunciaba hasta de sus beneficios económicos solo para tener derecho a la revancha y ganar la corona, el “Doctor Puño de Hierro” no tuvo reparos en aceptar el reto del polaco Tomasz Adamek (44-2-0, 28 KOs) y marchó hasta su hogar para apagar cualquier duda sobre su jerarquía en los pesos pesados, monopolio que comparte con su hermano Vladimir, quien es dueño de los cinturones universales de la IBF, WBO, IBO, WBA.

El combate del 10 de septiembre en la ciudad polaca de Breslavia volvió a ser un trámite, pues el campeón retuvo la corona por novena ocasión al dominar al retador por nocaut en diez asaltos. Así extendió a ocho años un reinado que nació en 2004 tras vencer por la vía rápida al sudafricano Corrie Sanders (41-3-0, 31 KOs).

El mexicano Saúl “Canelo” Álvarez mereció el reconocimiento como “Campeón del Año” por parte del organismo que preside el mexicano José Sulaimán. Las cuatro peleas de título mundial para obtener y defender en tres oportunidades el cinturón súperwelter fueron suficientes méritos para exaltar al jalisciense.

Canelo inició su impresionante temporada el 5 de marzo frente al británico Matthew Hatton (42-5-2, 16 KOs). En disputa estaba la faja que había quedado vacante y que finalmente se llevó a Juanacatlán, lugar donde reside actualmente el peleador azteca.

Luego se sucedieron tres defensas positivas ante el británico Ryan Rhodes (46-5-0, 31 KOs), su coterráneo tapatío Alfonso Gómez (23-5-2, 12 KOs) y el boricua Kermit Cintrón (33-5-1, 28 KOs).

En la ceremonia realizada en la ciudad de México, el CMB anunció además que “El retorno del año” correspondió al estadounidense Floyd Mayweather Jr. (42-0-0, 26 KOs), quien no peleaba desde el 1ro de mayo de 2010 y regresó 16 meses después (17 septiembre de 2011) para subyugar a su compatriota Víctor Ortiz (29-3-2, 22 KOs).

El propio Ortiz recibió junto al norteamericano André Berto (28-1-0, 22 KOs) el reconocimiento por haber escenificado la “Mejor pelea del año”. El “Mejor nocaut efectivo” fue el que le aplicó el filipino Nonito Donaire (27-1-0, 18 KOs) al mexicano Fernando Montiel (46-4-2, 36 KOs).

La entidad eligió como “Boxeador de la década” al tailandés Pongsaklek Wonjongkam (83-3-2, 44 KOs), cuyas 26 peleas de título del mundo en su carrera, 11 menos de la marca récord de 37 que pertenece al mexicano Julio César Chávez, representan un aval insuperable para el resto.

Comenta sobre este articulo