Nelson Vázquez no gana los millones de Manny Pacquiao. Tampoco resulta altanero como Floyd Mayweather Jr. E igualmente pasa inadvertido cuando lo asignan para un combate. Pero su nombre figura entre los mejores jueces internacionales del mundo, gracias a su honestidad por más de 30 años sobre los encordados.

Prueba de ello es que impartirá justicia el 25 de febrero en la pelea entre Devon “El Grande” Alexander (22-1-0-13 KOs) y el argentino Marcos “El Chino” Maidana (31-2-0, 28 KOs), quien solicitó “jueces imparciales” para impedir que puedan favorecer a su adversario en el Scottrade Center, en San Luis, Misouri.

Vázquez dio prestigio a la labor de los oficiales el 10 de diciembre en Washington cuando votó 115-110 favorable al británico Amir Khan en pleito frente a Lamont Peterson por los cetros welter ligero de la FIB y de la AMB. Peterson recibió los votos favorables de sus coterráneos Valerie Dorsett y George Hill, ambos 113-112.

Más bochornosa resultó la actuación del árbitro Joseph Cooper -por extraña coincidencia también estadounidense-, que descontó dos decisivos puntos a Khan por empujar, cuando a Peterson le llamó la atención en innumerables ocasiones sin restarle en su acumulado.

“Ví la pelea nuevamente por televisión y volví ver ganar a Khan”, dijo Vázquez, quien ha participado en más de 120 combates de campeonato y tuvo su primera experiencia en el pleito entre Mike Ayala y Louie Espinoza por la corona supergallo de la AMB en 1987.

“Cuando uno ve la repetición, más calmado, puede ver que tal vez hubo un asalto que se le pudo haber dado al otro”, añadió Vázquez, recientemente jubilado como Inspector tras más de tres décadas como polícia en Puerto Rico.

Khan tendrá la revancha frente a Peterson en un plazo no mayor de seis meses, por decisión de la Asociación Mundial de Boxeo, después de “un análisis profundo e imparcial de los hechos” y también como consecuencia de la apelación presentada por Golden Boy Promotions, la promotora de Khan.

Comenta sobre este articulo