José ‘Quiebra Jícara’ Alfaro (25-8-0, 22 KOs) llegó a ser titular mundial de las 135 libras de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), pero de glorias pasadas no se vive; razón suficiente para que el púgil nicaragüense intensifique su preparación de cara a la inminente pelea contra su compatriota Gonzalo Munguía (18-9-3, 14 KOs).

Su primera presentación del año se efectuará el 17 de febrero en el Centro de Eventos del Casino Pharaohs, en Managua. El excampeón sale con ligero favoritismo para agenciarse la pelea, pactada a 10 rounds y que será la semiestelar de una cartelera que tendrá de plato fuerte el encontronazo, en las 105 libras, entre el local Carlos “Chocorroncito” Buitrago (21-0-0, 14 KOs) y el colombiano Gabriel Mendoza 14-0-2, 12 KOs).

“Yo estoy tranquilo, con una preparación que ha sido interesante y que me permitirá afrontar mi próximo compromiso con firmeza”, declaró “Quiebra Jícara” acabado de concluir una sesión de entrenamiento.

Según los medios nicaragüenses, se espera un espectáculo atractivo, propenso a disparar la adrenalina hasta la estratosfera. “Alfaro es un peleador de pegada considerable, pero que ha pasado apuros en sus últimos compromisos por el hecho de guardarse mucho las manos y eso lo reconoce muy bien”.

Acerca de esa pasividad en sus últimas demostraciones Alfaro explicó que “lo reconozco y he estado trabajando mucho en eso y puedo garantizar que lo he superado. Para mi combate ante Munguía seré más agresivo y no me dejaré robar la iniciativa.”

Sobre Munguía comentaron que se caracteriza por ser muy fuerte y resistente, aunque también puede apagarle la luz a cualquiera. “Es de esos adversarios que no baja la guardia, ni desiste de sus pretensiones aún con el filo de la navaja en su garganta”.

En 2011 ambos púgiles tuvieron actuaciones discretas, pues apenas subieron al entarimado en dos oportunidades y tuvieron balance dividido.

Comenta sobre este articulo