Envuelto en la euforia de diez triunfos consecutivos, nueve de ellos por la vía rápida, el mexicano Marco Antonio “Veneno” Rubio está seguro del triunfo el 4 de febrero frente a su coterráneo Julio César “El Junior” Chávez, campeón mediano del CMB.

Rubio, de 31 años, tiene 53 victorias, 46 de ellas antes del límite de tiempo y ahora asegura que el hijo de La Leyenda también caerá a la lona por la cuenta definitiva antes de que concluyan los 12 asaltos programados en el Alamodome, de San Antonio, Texas.

“Desde el primer round saldré con todo para noquear al Junior y con la intención de evitar un fallo que no me favorezca”, dijo el poderoso pegador, que en su último combate ganó por la vía del cloroformo en el quinto asalto el título vacante latino de la división mediana, frente al estadounidense Matt “Depredador” Vanda, en Las Vegas.

“Tengo poder en los puños para vencer a Chávez Jr. y proclamarme monarca mundial”, añadió Rubio, que entre sus víctimas incluye a David Lemieux, Rigoberto Álvarez y el propio Vanda.

Admirador de la carrera de Chávez padre, Rubio insiste en que hubiera preferido otro adversario para su venidero enfrentamiento.

“Me hubiera gustado pelear con un rival extranjero en esta pelea de título mundial, pero no fue posible y ahora me voy a morir sobre el ring para hacer realidad mi sueño de conquistar la faja de peso medio”, precisó Rubio.

Chávez Jr., quien cumplirá 26 años el 16 de febrero, efectuará la segunda defensa del cetro, la anterior ante el estadounidense Peter “El Orgullo de Providencia” Manfredo, a quien liquidó por nocaut técnico en el quinto round en la Reliant Arena, de Houston, Texas, el 19 de noviembre.

“Le demostré a Rubio que no le tengo miedo al darle la oportunidad que merecía”, indicó el Junior. “Es fuerte y ha peleado contra los mejores, pero quiero demostrarles a todos que estoy listo para eso y para más”.

Señalado como un púgil “inflado” que no ha combatido frente a rivales de consideración, Chávez Jr. efectuará su tercera pelea en San Antonio, donde en 2010 derrotó al irlandés John Duddy, la victoria más importante de su carrera hasta el momento.

“Estoy contento de regresar a Texas y especialmente a San Antonio para este pelito”, añadió Chávez Jr. “La gente de este gran estado siempre me ha dado su apoyo y les voy a complacer con una victoria que recordarán por mucho tiempo”.

Comenta sobre este articulo