Parece burla, pero no lo es. Primero twitter y ahora el teléfono fue el medio de comunicación que utilizó el norteamericano Floyd “Pretty Boy” Mayweather (42-0-0, 26 KOs) para darle un toque al filipino Manny “PacMan” Pacquiao (54-3-2, 38 KOs) sobre el hipotético combate que los colocaría frente a frente el 5 de mayo.

Leonard Ellerbe, asesor de Pretty Boy, y Bob Arum, promotor de Pacman, confirmaron a los medios la autenticidad del diálogo. Aunque ninguno de los dos quiso adelantar detalles de la conversación. Pacquiao si reveló la esencia del intercambio, al declarar a la cadena de su país ABS-CBN, que hablaron de la pelea y acerca de dividir la bolsa a partes iguales.

Apenas unos días de reposo y el culebrón mediático más sonado en lo que va de 2012 volvió a estallar. Pareciera que ambos púgiles se hubieran puesto de acuerdo para desviar la atención de dos acontecimientos que los dejaron mal parados: la condena por violencia doméstica que debe cumplir Mayweather en la cárcel y la polémica decisión que benefició a Pacquiao en su último combate contra el mexicano Juan Manuel Márquez.

Especulaciones al margen, esta confrontación pudiera batir todos los récords monetarios en la historia del boxeo. Y es que, además del condimento agregado fuera del ring, los dos púgiles son considerados los mejores libra por libra.

Pero vista hace fe; y se atisban obstáculos. Al menos esa es la sensación que provoca el email que le mandara el norteamericano a Stan Verret, presentador de TV de ESPN, para revelar los detalles de la conversación.

Muy dispuesto escribió “lo llamé y le pregunté acerca de pelear el 5 de mayo para darle al mundo la pelea que quieren ver”.

Mensaje que luego bajó de tono: “también le expliqué que ambos podemos hacer mucho dinero. Él pidió una división 50/50 (de la bolsa) y le dije que eso no podía pasar, pero lo que puede pasar es que él puede ganar más dinero peleando conmigo que todo lo que ha ganado en su carrera. También le dije que yo tengo control desde mi lado, pero que él necesita ponerse de acuerdo con su promotor para que la pelea se haga.”

¿Mayweather desea pelear realmente? Pudiera decirse que sí. Bajo sus términos y por eso dudo que su oponente acepte, a sabiendas que su jerarquía está al mismo nivel que la del peleador nacido en Michigan. Las condiciones de Pacquiao son sencillas y explícitas: 50-50 a las ganancias.

Mucho ruido, muchas palabras…y nuevamente, nada.

Sí llegara a resolverse ese inconveniente habrá pelea. Mientras tanto, existen dos opciones claras; la primera es seguir a la expectativa y la segunda es desentenderse de una historia que ya aburre y parece ser una gran tomadura de pelo.

Comenta sobre este articulo