El boricua Miguel Cotto, monarca superwelter de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) , tuvo que salirle al paso a las especulaciones sobre un cercano enfrentamiento, exquisito manjar por cierto, frente al filipino Manny Pacquiao, el mejor libra por libra del boxeo mundial y siempre atracción de multitudes.

Aunque Cotto ( 37-2-0, 30 KOs) cayó ante Pacquiao por decisión unánime en noviembre de 2010 en Arlington, Texas, viene de un contundente triunfo por nocaut técnico en el décimo asalto ante el mexicano Antonio “El Tren Expreso” Margarito el 3 de diciembre en el Madison Square Garden, en una de las peleas más promocionadas de la pasada temporada boxística.

“No le presten atención a los rumores”, dijo Cotto en Twitter respondiendo a versiones en Internet de un diario puertorriqueño que aseguró conversaciones entre Cotto y Top Rank, la promotora de Pacquiao, que en el pasado dirigía la carrera del aguerrido peleador boricua. “No he tomado ninguna decisión, ni menos he llegado a un acuerdo sobre mi próxima pelea”, aseguró.

Enérgico respondió también Gabriel Peñagarícano, asesor legal de Cotto, a los que utilizaron el sitio web para “venderle” a los amantes del boxeo lo que desean: acción en el ring entre dos púgiles de primer nivel.

“No es cierto”, negó categórico el abogado Peñagarícano a los intrigantes de prosa afilada, que utilizan los medios como los gobernantes romanos daban “Pan y circo” a la población para entretener. “No hay acuerdo ni preliminar, ni intermedio, ni final”.

En declaraciones recientes, Bob Arum, presidente de Top Rank, señaló que Cotto se encontraba entre las opciones de Pacquiao para un combate el 9 de junio, lo que echó leña al fuego para un megacombate Cotto-Mayweather Jr., tras aportar mucho ruido y pocas nueces el del “Pretty Boy” ante el asiático.

Arum aseguró al diario “Primera Hora” de la Isla del Encanto que espera reunirse en los próximos días con los representantes de Cotto y no descarta que Pacquiao sea una de las opciones en las conversaciones.

“No estamos ni cerca de un acuerdo final para una revancha (de Cotto frente a Pacquiao), pero sí es una posibilidad que no descartamos”, expresó Arum al diario vía telefónica.

“Quiero reunirme con Miguel y con Gaby (el abogado Peñagarícano) para explorar opciones y Pacquiao es una de ellas”, insistió sin dar a conocer el día y lugar exacto de su proyectado encuentro.

Conocedor del interés que generan algunos boxeadores, Arum también habló de un pleito entre Cotto y el mexicano Julio César Chávez Jr., si este sale airoso ante su coterráneo Marco Antonio “Veneno” Rubio el 4 de febrero.

“Chávez quiere pelear con Cotto si vence a Rubio”, indicó categórico Arum. “Me lo ha manifestado en más de una ocasión”.

Rumores, especulaciones … palabras y más palabras. ¿Qué hay de cierto? Prefiero creerle a Cotto, en fin de cuentas el que tendrá que liarse a golpes encima del encordado.

Comenta sobre este articulo