El púgil boricua Juan Manuel “Juanma” López cuenta cada minuto que le falta para el 10 de marzo, cuando tendrá la añorada revancha frente al méxicano Orlando “Siri” Salido en el Coliseo “Roberto Clemente”, de San Juan, Puerto Rico.

En un sorprendente resultado, Salido (37-11-2, 25 KOs) le arrebató por nocaut a “Juanma” la corona pluma de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) en abril de 2011.

“Esta es la pelea más importante de mi vida”, afirmó López, quien aceptó el revés sin excusas ni lamentaciones y se ha preparado con gran interés desde que se oficializó el próximo encuentro. “Hacía tiempo no peleaba con la misma motivación. Veía mis peleas como un empleo. Ahora será diferente”.

Desde que Salido le infligió el único revés en su carrera de 32 combates, López ha insistido en la revancha y ahora asegura que saldrá ganador.

“Mi derrota ante Salido fue solo una mala noche y ahora voy a darle a mi gente una gran victoria”, expresó “Juanma”, de 28 años. “Nunca dije que Orlando era un mal peleador ni tampoco lo desprecié. No quiero poner pretextos ni culpar a nadie, la culpa fue completamente mía”.

Para ratificar que todavía posee una pegada demoledora, López después venció por nocaut en el segundo asalto al estadounidense Mike “La máquina” Oliver, con lo cual se agenció el título pluma latino de la OMB, el 1 de octubre del pasado año en Bayamón, Puerto Rico.

López le propinó dos caídas a Oliver (25-3-0, 8 KOs) en el primer asalto y otra recién iniciado el segundo, que lo puso en malas condiciones y obligó al árbitro Roberto Ramírez a parar las acciones 28 segundos después del gong, en el ring del coliseo Rubén Rodríguez.

Señaló que la clave para la victoria en esta ocasión será la concentración y ajustarse al plan táctico sobre las debilidades de Salido.

“A Salido no se le puede ir de frente, hay que moverse”, enfatizó “Juanma”. “Es un peleador que le gusta chocar de frente con sus rivales. Hay que irle de lado a lado, moviéndose, golpeándolo y velar su derecha. Esa mano derecha me dio en muchas ocasiones. La venía venir y no la podía parar. Mi mente no estaba ahí y no intento poner excusas. El ganó bien, lo reconozco”.

El campeón mexicano, sin embargo, está seguro de sí mismo y asegura que nuevamente saldrá con el brazo en alto cuando se vean las caras sobre el cuadrilátero.

“Le volveré a ganar en Puerto Rico para que no existan dudas”, dijo Salido, de 31 años. “Nos vamos a morir encima del ring y ahora mi victoria no será una sorpresa para nadie”.

Tras su triunfo ante “Juanma”, el púgil azteca fulminó por nocaut en el undécimo asalto al japonés Kenichi Yamaguchi y en el último mes del año noqueó en el octavo episodio al filipino Weng Haya después de sufrir dos caídas previas y estar al borde de la derrota.

Su más reciente revés fue a los puntos ante el cubano Yuriorkis “El Ciclón de Guantánamo” Gamboa en la discusión del título pluma de la FIB y de la AMB el 11 de septiembre de 2010 en Las Vegas.

Comenta sobre este articulo