raul pikAunque el fútbol, beisbol, lucha, charrerías, pelota vasca y taekwondo son deportes muy populares en México, ninguno supera en resultados al boxeo que cerró 2011 con 18 campeones mundiales.

Y no resulta sorprendente que la tierra de los aztecas se haya convertido en la actualidad en la potencia número uno del pugilismo rentado. Porque a través de los años, los púgiles mexicanos han labrado este presente promisorio que le permite exhibir la mayor cantidad de monarcas universales, avalados por los cuatro organismos regentes del deporte: AMB, CMB, FIB, OMB.

La “pegada” de sus representantes en 2011 resultó contundente e inapelable, de ahí que observaron de lejos la pugna por los restantes puestos, pues Estados Unidos, con 10 fajas, y Japón, con siete, sus escoltas en esta peculiar carrera .

“Tenemos que celebrar que haya tantos campeones porque es algo histórico (…) y esa cifra esperamos que aumente”, declaró José Sulaimán, presidente del CMB, quizás la más influyente entidad del boxeo mundial y al que pertenecen varios de los campeones mexicanos.

Dicen que números callan bocas y los más de 100 cinturones universales colocan a México como segundo bastión histórico, únicamente superado por Estados Unidos.

Desde Raúl “El Ratón” Macías hasta Julio César Chávez son muchos los hombres que han destacado. Y sus principales fortalezas han estado en los pesos livianos, en correspondencia a las características fisionómicas predominantes.

De hecho, en los pasados 12 meses la división ligera (hasta 135 libras) apareció como la más poderosa en cuanto a calidad, pues encabezaron los cuatro listados: Juan Manuel Márquez (AMB y OMB), y Antonio DeMarco y Miguel Vázquez, hicieron lo propio en CMB y FIB, respectivamente.

Y tomando como patrón de comparación la cantidad, la categoría más sobresaliente fue la minimosca (108 lbs). En ella confluyeron 14 peleadores mexicanos entre los mejores 15 de los cuatro escalafones. La súpermosca (12), mínima (12) y la gallo (11) fueron otras divisiones sobresalientes.

Pero vivir del pasado no está en los planes de los guerreros aztecas, quienes han comenzado con buen pie el 2012. El primero en salir al ruedo y confirmar vigencia y pretensiones de la armada fue Miguel “Títere” Vázquez (30-3-0, 13 KOs), quien hizo sus deberes y retuvo la faja peso ligero de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) al derrotar por puntos al retador panameño Ahmet Díaz (30-11-0, 21 KOs).

Parece que lo logrado por el Títere solo será un adelanto de lo que está por venir.

Comenta sobre este articulo