La grandeza de los hombres no se mide por las veces que caen sino por las que se levantan, un concepto que tiene bien en cuenta el español Petr “El Zar” Petrov (29-3-2, 15 KOs), quien regresa al entarimado el 11 de febrero para enfrentar en 12 escenas al nicaragüense Sergio José Olivas (12-6-0, 7 KOs), en la Plaza de Toros de Illescas, en Castilla-La Mancha.

En juego estará el hasta ahora vacante cinturón mundial latino del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) y la oportunidad de que el Zar recupere totalmente la autoestima, un tanto dañada tras la derrota que sufrió por nocaut ante el argentino Marcos “El Chino” Maidana (31-2-0, 28 KOs), que le impidió ceñirse la faja más importante de la división superligera, en la versión de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

Cinco meses después de aquel fiasco, este peleador nacido en la rusa Ryazan y que emigró a España junto a su familia, intentará conquistar el título latino, distingo que en parte había disfrutado cuando en noviembre de 2010 derrotó al rocoso púgil mexicano Arturo Uruzquieta (14-5-0, 5 KOs). Entonces obtuvo el premio interino.

El diario As.com definió las características del atleta de 28 años que debutó a los 17 en el profesionalismo: “(…) sobre el ring se acaba el cachondeo. Ahí es de esos púgiles que tienen medido al milímetro el tapiz, que cuando se mueven parece que flotan. Es un gustazo verle esquivar y entrar. (…) no le tengo por un pegador. Sino por un hombre de control del “tempo”, de técnica bonita y depurada y también con una gran preparación física.”

Y esas virtudes pudieran explotar debido a que retorna a la división ligera (135 libras), en la cual obtuvo sus mejores resultados. Ahí se disparan sus opciones de recuperar posiciones perdidas en el ranking mundial y, en correspondencia, abrir puertas a combates de mayor jerarquía deportiva y económica.

Esos objetivos no parecen muy difíciles de conseguir, pues el nica Sergio José Olivas, natural de León y de 33 años, estuvo sin pelear desde 2004 hasta 2011. Siete largos años de inactividad que le pasaron factura.

Antes de su regreso presentaba balance de 12 victorias y solo dos reveses, palmarés que sufrió una fea metamorfosis en los pasados 12 meses, cuando cayó en las cuatro incursiones al ring y de ellas, dos terminaron por la vía del cloroformo.

La velada deportiva se nombra 'El regreso del Zar' y está siendo organizada, con fines benéficos, por Guantes de Lobo y el Club Deportivo Illescas. Previo al pleito estelar están programadas otras trifulcas en las cuales estarán involucrados nombres reconocidos como son los madrileños Rubén Varón (Campeón de España y de la Unión Europea), David “Maravillita” Sánchez o José Yebes y el valenciano Roberto Santos (Campeón de España y de Europa).

Comenta sobre este articulo