El azar se interpuso en el camino de Andre Berto: su ansiada revancha ante el mexicano Víctor “Vicio” Ortíz del 11 de febrero tendrá que esperar por una inesperada lesión durante una sesión de entrenamiento en el gimnasio Ten Goose en California.

La noticia se expandió como la pólvora. En principio se informó que Berto estaba en el hospital afectado de su hombro izquierdo. Más tarde una prueba de resonancia magnética reveló lo más doloroso: tendrá que someterse a una intervención quirúrgica en las próximas horas para corregir la ruptura del bicep.

“La ruptura del brazo izquierdo es la misma que obligó a una cirugía anteriormente”, dijo Víctor Conte, preparador físico de Berto, al sitio BoxingScene.com. “Desde mi punto de vista el suceso ocurrió cuando Berto tiró un gancho corto a la cabeza durante una sesión de sparring. El combate está definitivamente suspendido”.

Ortíz (29-3-2, 22 KOs) y Berto (28-1-0, 22 KOs) hicieron vibrar de emoción el Foxwoods Resorts, de Mashantucket en la disputa del título welter del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) que ostentaba el norteño y le arrebató el azteca por decisión unánime el 16 de abril en Connecticut.

Invicto hasta ese día, Berto besó la lona en el primer asalto, pero respondió en el segundo con idéntica receta a su adversario, quien también requirió cuenta protectora. Enfrascados en violentos intercambios en el sexto episodio, ambos necesitaron protección temporal de Mike Ortega, el tercer hombre del ring, por los golpes recibidos.

Ortega después le quitó un punto a Ortíz en el décimo por pegar por detrás de la cabeza, pero al final el azteca logró el fallo unánime de Clark Sammartino 115-110, Glen Feldman 114-112 y Julie Lederman 114-112.

Fue de tal magnitud la pasión y entrega de uno y otro sobre el encordado que varios medios consideraron el pleito como el mejor del año, resultado de los violentos y constantes intercambios a lo largo de los 12 rounds.

Berto, de 28 años e invicto hasta ese día, cayó en el primero, pero en el segundo devolvió la medicina con un conteo para Ortíz. El sexto fue una batalla campal en la que ambos se batieron de tú a tú y también necesitaron protección temporal del árbitro Mike Ortega debidos a los golpes recibidos.

“Es una pelea que quiero más que un campeonato mundial”, dijo Berto al referirse al venidero pleito. “Amo mi título, pero por otra parte, quiero darles a los fans lo que quieren ver”, señaló en referencia al cinturón welter de la FIB que dejó vacante para conseguir la revancha ante Ortíz.

Cinco meses después del revés Berto regresó al cuadrilátero frente al esloveno Jan Zaveck y se impuso por nocaut técnico en el quinto round en Mississippi, debido a que el europeo había perdido completamente la visión del ojo derecho.

“Esta pelea va a ser mucho más grande que la primera y un triunfo me convertirá en una estrella mucho más grande”, dijo Berto. “Tuve una mala noche y Ortíz lo aprovechó. Pero esta va a ser una revancha tremenda. Pueden estar seguros”.

Campeón nacional de la división ligera en 2001 y welter dos años más tarde, Berto representó a Estados Unidos en el Mundial amateur en Bangkok, Tailandia en ese último año y en la siguiente temporada lo hizo vistiendo el uniforme de Haiti en los Juegos Olímpicos de Atenas, Grecia, en 2004. En las filas aficionadas disputó mas de 200 combates.

Antes del fracaso ante Ortíz, Berto acumuló 27 triunfos consecutivos, 21 de ellos antes del límite de tiempo.

El “Vicio” Ortíz perdió por KO en el cuarto asalto frente al invicto estadounidense Floyd Mayweather Jr. el 17 de septiembre en Las Vegas, en la disputa de la corona del Consejo Mundial de Boxeo, después del triunfo ante Berto.

Tras un cabezazo de Ortíz, el árbitro Joe Cortéz lo amonestó y cuando ambos púgiles tomaban distancia, Mayweather aprovechó que su adversario tenía la guardia baja y le asestó una andanada de golpes que obligaron al tercer hombre del ring a finalizar el encuentro.

“Estoy seguro que puedo tirarlo y dejarlo plantado en la lona”, afirmó Ortíz. “Para Berto es una segunda oportunidad, pero yo no tengo nada que perder. Si él no gana desaparece del mapa boxístico”.

Comenta sobre este articulo