El campeón filipino Nonito “El Relámpago” Donaire pronostica que “será una verdadera guerra” su combate por el título vacante super gallo OMB contra el ex monarca puertorriqueño Wilfredo “Papito” Vázquez Jr. el sábado 4 de febrero en San Antonio, Texas.

Considerado uno de los mejores púgiles libra por libra del mundo, Donaire (27-1-0, 18 KOs) ha conseguido tres títulos mundiales en diferentes categorías y su único revés por decisión ocurrió hace 12 años atrás frente al estadounidense Rosendo Sánchez.

“Esta pelea es un reto formidable y una gran oportunidad de debutar en esta nueva categoría”, señaló Donaire, de 29 años. “Debo demostrar ahora en las 122 libras que puedo dominar como lo hice en otras divisiones.

Donaire, quien suma 26 victorias sucesivas, se impuso por decisión unánime en 12 asaltos al argentino Omar Narváez el 22 de octubre del pasado año en Nueva York, donde estuvieron en disputa los cetros gallo CMB y OMB.

El astro asiático reconoció que frente a Narváez no hizo el combate que sus seguidores esperaban, aunque criticó al sudamericano por no hacer esfuerzos por la victoria.

“Me siento decepcionado por no haberle dado a la afición el espectáculo que esperaban”, expresó el Relámpago. “En muchas ocasiones no solo basta con ganar, hay que dejar una buena impresión”.

Donaire estima que aunque Vázquez (21-1-1, 18 KOs) ofrecerá mejor pelea que su anterior rival, no podrá impedir que él salga victorioso por cualquier vía.

“Wilfredo Vázquez es un buen boxeador y estoy seguro de que irá mejorando pelea a pelea”, dijo Donaire minimizando las 21 victorias consecutivas del boricua, 18 de ellas por nocaut. “Pero le falta la experiencia del boxeo amateur y de grandes peleas. Cuando aprenda más va a ser uno de los mejores boxeadores de la categoría. Ahora debe esperar y seguir aprendiendo”.

Donaire, quien está confiado de su triunfo ante Vázquez Jr., tiene como objetivo posterior al japonés Toshiaki Nishioka, tituar del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) y uno de los mejores boxeadores de las 122 libras.

“Quiero pelear con Nishioka y no importa el lugar, puede ser en Estados Unidos o en Japón”, señaló el filipino, que descartó por el momento subir a la categoría pluma de 126 libras. “Cuando llegue el momento podría hacerlo, pero ahora hay buenas peleas en las 122 libras”.

Comenta sobre este articulo