El puertorriqueño Wilfredo “Papito” Vázquez tendrá un difícil combate el sábado 4 de febrero frente al favorito filipino Nonito “Flash” Donaire en la discusión del título vacante de las 122 libras de la OMB en Alamodome, de San Antonio, Texas.

Y aunque debía estar concentrado (y preocupado) por la exitosa trayectoria de Donaire, que refleja 26 victorias consecutivas, Vázquez pierde tiempo lanzando ofensas a “Travieso” Arce, quien le dio nocaut en el duodécimo asalto el 7 de mayo del pasado año.

“Arce es una niña, no tiene palabra de hombre”, dijo Vázquez sobre la posibilidad de una revancha con el azteca y a pocas horas de subir al ring frente a Donaire. “Que busque otro rumbo, porque conmigo no va a pelear de nuevo”.

El enfado del púgil boricua viene dada porque hace pocos días Arce expresó que desea enfrentarse con el ganador del pleito entre Vázquez y Donaire, aunque primero debe vérselas con Lorenzo Parra el 18 de febrero en Mexicali.

“Es un cobarde que no tiene palabra y no le voy a dar esa oportunidad, porque las oportunidades se ganan con respeto y él me faltó el mío”, añadió Vázquez en relación con el acuerdo establecido entre ambos para un nuevo pleito y que después Arce dejó inconcluso al bajar de peso. “Que siga por su lado y se olvide de mí”

Vázquez reconoció que “tengo clavada esa espinita, pero su triunfo no fue limpio porque utilizó tácticas ilegales”. Insistió en que el mexicano tenía una sustancia en el pelo que le afectó la visión y le impidió desenvolverse en forma natural.

La derrota ante Arce le rompió el invicto tras 21 triunfos consecutivos desde que debutó ante el estadounidense Octavius Davis, el 8 de diciembre de 2006 en Florida.

Después del revés contra Arce, Vázquez (21-1-1, 10 KOs) venció por nocaut en el tercero al mexicano Roberto “Mako” Leyva, el 29 de octubre del pasado año en Puerto Rico.

Comenta sobre este articulo