El cubano Rancés “Kid Ataque” Barthelemy cumplió su sueño de combatir en transmisión televisiva y lo hizo con un triunfo inobjetable por decisión unánime sobre el también invicto estadounidense Haylon “Kid Cosmo” Williams en Las Vegas, Nevada.

Con mayor alcance y estatura, Barthelemy (15-0-0, 11 KOs) exhibió superiores atributos boxísticos que Williams (15-1-0, 3 KOs), quien perdió siete de los ocho asaltos y no tiró lo suficiente para aspirar al triunfo.

Aunque solo ha combatido en dos ocasiones más de cuatro rounds, Barthelemy llegó en buenas condiciones al cierre del pleito. Mostró una gran defensa, combinó bien sus golpes y se movió con rapidez por el cuadrilátero.

“Me prepare para cortarle su velocidad”, dijo Barthelemy. “Sabía que necesitaba cortarle el paso e impedirle que escapara de mis golpes. Creo que lo conseguí. Ahora espero que me ofrezcan mejores combates”.

Un aspecto negativo, resultado de su corta experiencia profesional, fue que a mitad de la pelea Barthelemy bajó la guardia en varias ocasiones, acercó la cara a Williams y le pidió que le pegara.

La transmisión del combate por la cadena televisiva ESPN y el buen desempeño de Barthelemy le abre las puertas para encontrar adversarios de mayor nivel y mejores oportunidades en la división ligera.

El cubano triunfó en cinco peleas el pasado año, cuatro de ellas concluidas antes del límite y la otra por decisión unánime. En la más reciente fulminó en el segundo asalto al mexicano Alejandro “Zorrito” Barrera, en Quebec, Canadá.

Williams, de 21 años, había vencido en tres peleas en 2011, la última por decisión unánime ante su coterráneo Andre Baker el 3 de diciembre en Carolina del Norte.

Comenta sobre este articulo