La grandeza de los hombres se valora por la capacidad de superar situaciones adversas y eso es lo que acaba de hacer en su regreso al cuadrilátero el panameño Ricardo “Maestrito” Córdoba (38-3-2, 24 KOs), ex campeón supergallo de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

El colombiano Miguel “Pambe” Cogollo (19-8-2, 13 KOs) sufrió en carne propia ese resurgir y apenas pudo pasar del segundo round tras ser noqueado en la pelea estelar del cartel que se nombró “El regresó del Maestrito” y se efectuó, la víspera, en la Terraza del Hotel Four Point Sheraton de la Ciudad de Colón, Panamá.

De esta fulminante y espectacular manera, el peleador de 29 años emprendió un nuevo camino en busca de recuperar la corona interina de la AMB, distinción que le arrebató el cubano Guillermo Rigondeaux el 13 de noviembre de 2010, en la texana Arlington.

“Estoy feliz de regresar. Este será mi último año y espero cerrarlo a lo grande. Me gustaría volver a enfrentarme, antes de retirarme al cubano Guillermo Rigondeaux”, había expresado días antes en rueda de prensa.

Determinar si habrá revancha o no, es algo precipitado, pero al menos el Maestrito, nacido en Santa Marta y residente en San Miguelito, despejó las dudas sobre su estado físico y mental después de permanecer 15 meses en el dique seco.

Además devolvió la sonrisa a millones de panameños que siguen su carrera y lo tienen como un ídolo nacional, tal y como asegurara un medio local: “el Maestrito es uno de los boxeadores más queridos del país por su entrega, garra, dedicación y disciplina.”

En el combate co-estelar de la noche, el venezolano Yonfrez Parejo (11-0-1, 4 KOs) doblegó por decisión unánime al nicaragüense Jean Sampson (11-1-0, 7 KOs) para agenciarse el título Fedelatino Gallo de la AMB.

Comenta sobre este articulo