El filipino Donito Donaire dijo que le había sorprendido la decisión divida que los oficiales le otorgaron sobre el puertorriqueño Wilfredo Vázquez Jr. en la pelea disputada el sábado 4 de febrero en el Alamodome de San Antonio, Texas, con la cual el asiático retuvo su faja mundial de las 122 libras, versión OMB.

“Creo que gané claramente, no entiendo como un juez pudo ver ganador a Vázquez Jr. Pegué los mejores golpes, pero reconozco que mi rival hizo un gran esfuerzo”, afirmó Donaire.

El Flash asiático terminó con su mano izquierda lesionada, y al respecto señaló que al pegar un golpe a la cabeza de su adversario en el segundo asalto sintió un fuerte dolor. Donaire mostró sangre entre sus dedos, aunque reconoció que no sabía si tenía fractura. “Me dolió mucho, pero no se si esté rota. Ese dolor me afectó hasta que concluyó la pelea”, subrayó.

Donaire agradeció el apoyo que recibió en el Alamodome. “Gracias San Antonio, gracias mexicanos, gracias latinoamericanos y estadounidenses que vinieron a verme pelear este sábado”, enfatizó.

Sobre su futuro inmediato, el pugilista filipino mostró mucho optimismo. “Sigo siendo el número uno en las 122 libras, y estoy listo para cualquier rival. No le temo a nadie, y sólo queda esperar para ver cual es mi próximo adversario”, concluyó.

Comenta sobre este articulo