El reconocido árbitro estadounidense Wayne Kelly, quien impartió justicia en múltiples combates y fue veterano de la Guerra en Viet Nam, falleció de un ataque cardíaco en su hogar en New Jersey.

Kelly, de 63 años y nativo de Long Island, participó como réferi durante casi cuatro décadas y estuvo en varios pleitos de los pesos completos, varios de ellos del campeón ucraniano Wladimir Klitschko.

Fue el tercer hombre del ring en los triunfos de Klitschko ante Chris Byrd por nocaut técnico en el séptimo asalto el 22 de abril de 2006 en Alemania.

Siete meses después nuevamente estuvo en el siguiente pleito del ucraniano, que ganó por idéntica vía y en el mismo episodio ante Calvin Brock el 11 de noviembre en el Madison Square Garden de Nueva York.

Y cerró su vínculo con Klitschko cuando el astro europeo se impuso por decisión unánime a Sultan Ibragimov el 23 de febrero de 2008 también en la meca del boxeo, el Madison Square Garden, de la ciudad de los rascacielos.

Kelly también estuvo en el encordado en la victoria del primer título de Arturo Gatty ante Tracy Harris y después cuando hizo la defensa de la faja ante Wilson Rodríguez. Asimismo, en la descalificación de Andrew Golota ante Riddick Bowe por un presunto golpe bajo y que provocó una reyerta generalizada encima del ring por los partidarios del Bowe.