Como estoy totalmente confundido, necesito recurrir a los seguidores de Zona de Boxeo para despejar la incógnita: ¿Quién finalmente será el próximo adversario del campeón mexicano de la categoría mediana Julio César Chávez Jr.?

Aunque el tema ocupó innumerables cintillos en medios de prensa y sitios en Internet, hace pocas horas el Consejo Mundial de Boxeo (CMB) frustró cualquier negociación para enfrentar a Chávez y su compatriota Antonio Margarito en un futuro cercano.

“El CMB no avalará de ninguna manera el combate de Chávez contra Margarito ya que el retador oficial es el argentino Martínez, siempre y cuando éste gane el 17 de marzo a Matthew Macklin en el Madison Square Garden de Nueva York”, expresó la entidad boxística en un comunicado.

Más claro ni el agua: Si Martínez sale airoso será el rival del Junior, según el dictamen del CMB. A simple vista es un caso sencillo. Pero no lo es. Podría tratarse de otra cortina de humo que nos oculte la realidad.

Hace algunos meses el CMB, a través de su presidente José Sulaimán, llegó a un presunto acuerdo con el propio Martínez para que dejara vacante la faja mediana que había conseguido por decisión unánime frente a Kelly Pavlik el 17 de abril de 2010 en Atlantic City.

Fuentes allegadas al acuerdo entre bambalinas entre el máximo directivo y los representantes del púgil sudamericano aseguran que Martínez hizo dejación del título con la certeza de que enfrentaría al ganador entre el Junior Chávez y Sebastian Zbik el 4 de junio del pasado año en el Staples Center, de Los Angeles.

Pero después de la victoria por decisión mayoritaria del azteca, “Maravilla” ha tenido que conformarse con su irrelevante título de “Campeón de Diamantes”, mientras se pactó el combate de Chávez Jr. frente a “Veneno” Rubio.

Al enterarse de la aprobación del pleito Chávez Jr-Rubio, el argentino Martínez expresó molesto su separación de la entidad boxística.

“Abandonaré el CMB hasta que cumplan sus propias reglas”, dijo públicamente. “Estoy desilusionado de la forma en que están manejando la situación y yo no soy rehén ni peón del CMB”.

Martínez también ofendió al hijo de La Leyenda por rehuir el pleito: “Eres el cobarde más grande del mundo en toda la historia del boxeo”, dijo Martínez (48-2-2, 27 KOs) al Junior Chávez, quien se impuso por fallo unánime a “Veneno” Rubio el 4 de febrero.

Tras esta compleja situación, ¿podemos tener la completa certeza de que el Consejo Mundial le exigirá al Junior pelear con Maravilla? ¿O aparecerá otro rival más fácil para el hijo de La Leyenda?

¿Cuál es su criterio, estimado lector de Zona de Boxeo?

Comenta sobre este articulo