En la vida hay que tomar decisiones difíciles pero necesarias para crecer y eso hizo el mexicano Abner Mares (23-0-1, 13 KOs) que dejó vacante su título mundial en el peso gallo, versión de la Federación Internacional de Boxeo (FIB), para abrirse camino en la categoría supergallo y ganarse el favor de las televisoras.

El jalisciense de 26 años abandonó las 118 libras y no enfrentará al contendiente mandatario de la FIB, el sudafricano Vusi Malinga (20-3-1, 12 KOs), casi un desconocido en la élite del boxeo que en su trayectoria solo ha salido par de veces de su país de origen, razón por la cual las televisoras norteamericanas Showtime y HBO no mostraron interés alguno.

“Todo el equipo llegó a la decisión de ceder el título cuando nos reunimos y hablamos con Richard (Schaefer de Golden Boy Promotions) y el equipo. (…) La FIB ordenó la mandataria contra Malinga y el equipo me preguntó, ¿Qué piensas? Sabíamos que la TV no quería la pelea porque el muchacho es un desconocido y realmente no quería volver a pelear en un escenario pequeño”, explicó el pugilista azteca que ostentaba el cinturón absoluto de la IBF desde el 22 de mayo de 2010.

En su diálogo con explicó que se encuentra en excelentes condiciones y quiere seguir peleando contra los mejores. Aclaró que no le está faltando el respeto a Malinga, sino que como le cuesta trabajo hacer las 118 libras es mejor subir y pelear contra los mejores en las 122 libras, donde cree que también habrá más combates importantes.

Según Schaefer la FIB seleccionó al sudafricano y en el campamento de Mares no generó ningún interés esa pelea. “El dinero no está allí. Tienes que decidir si quieres ir por el título o por el dinero. Abner tiene un renombre y un buen seguimiento y nosotros tenemos a Televisa en México interesado en él y Showtime”, enfatizó.

“Cada peleador quiere tener un cinturón y ser llamado campeón del mundo, pero tienen que ganarse la vida también, y eso era importante para él, hacer una pelea comercialmente más viable que pelear una mandataria contra el sudafricano”, agregó el empresario.

El peleador azteca señaló sobre su decisión que “así es el negocio. Peleé contra los mejores en las 118 libras, contra cuatro oponentes duros consecutivos y no creo que nadie me pueda quitar eso. Es la decisión correcta pelear en las 122 libras ahora.”

Para el tapatío la nueva división no le es ajena pues combatió ocho veces como profesional antes de bajar a la categoría inmediata inferior, donde se labró una abultada trayectoria.

El boricua Eric Morel (46-2-0, 33 KOs) y sus compatriotas Cristian Mijares (44-6-2, 20 KOs) y Victor Terrazas (32-2-1, 18 KOs) son los nombres que han sonado con más fuerza para enfrentar a Mares el 21 de abril en México, aunque Morel parece tener las preferencias.

“Estoy realmente emocionado de poder pelear en la Ciudad de México”, dijo Mares, que añadió que retornaría a territorio azteca la próxima semana para empezar los entrenamientos y aclimatarse a la altura.

Por otra parte, Malinga enfrentará a Alex John Banal (26-1-1, 19 KOs) de las Filipinas por el título que Mares dejó vacante.

Comenta sobre este articulo