El entrenador cubano Pedro Luis Díaz está convencido de que su discípulo, el campeón puertorriqueño Miguel Cotto (27-2-0, 29 KOS), debe mantener la esencia de su estilo cuando enfrente al invicto estadounidense Floyd Mayweather Jr. el 5 de mayo en el MGM Grand Hotel de Las Vegas.

“Contra Mayweather no vamos a cambiar nada”, dijo Díaz en entrevista exclusiva con Zonadeboxeo.com. “Cotto es un estilista muy complicado para cualquier rival y de ninguna manera tiene que renunciar a su estilo de boxeo en la larga y media distancias, fustigando a su rival con ambas y desplegando su característica rapidez sobre el cuadrilátero”.

Las palabras de Díaz ya no son las de un desconocido. Atrás quedaron las dudas de sus conocimientos, que colocaron a Cotto entre la espada y la pared por concederle ese voto de confianza quizás en la pelea más importante de su vida. Pero Cotto gano y Díaz entró al pugilismo rentado por la puerta grande.

Bajo su exquisita preparación, Cotto derrotó en forma convincente por nocaut técnico en el décimo asalto al mexicano Antonio Margarito (38-8-0,27 KOs) el 3 de diciembre del pasado año, en el Madison Square Garden, de Nueva York, donde el boricua retuvo la faja superwelter (154 libras) de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

Hasta los peores críticos reconocen ahora que bajo la tutela de Díaz, Cotto desarrolló una habilidad que suele distinguir a los más iluminados entre las 12 cuerdas, porque es capaz de mostrar guardia de zurdo (a pesar de ser un derecho natural), y confundir al adversario.

“Lo más difícil lo logramos en la pelea con el Expreso (Margarito), pues el instinto natural de Cotto lo impulsaba a liarse en el intercambio de golpes en la corta distancia, algo que no le convenía”, expresó Díaz. “Varias veces tuve que advertirle: mantente desde afuera, usa tu jab de derecha y cruza con tu recto de izquierda. No tienes que ir a buscar nada en la corta distancia”.

Díaz refuta las insinuaciones sobre un presunto cambio en el estilo de pelear de Cotto. Está convencido de que su alumno posee todos los atributos para conseguir la victoria ante el controversial Mayweather, un púgil rápido, de gran desplazamiento y muchos recursos sobre el ring.

“Hemos trabajado duro por consolidar un estilo, con el propósito de hacer el mayor daño posible al adversario, sin exponer el físico en intercambios cuerpo a cuerpo que pueden deparar resultados negativos”, enfatizó Díaz, natural de la central provincia cubana de Villa Clara.

Quien fuera preparador de Félix Sávon, multicampeón olímpico y mundial amateur de los 91 kilos, resulta concluyente sobre las virtudes de Cotto.

“Quizás ni Miguel lo sabe”, puntualizó Díaz. “Pero es un estilista natural, un artífice del arte de pegar y no recibir, y esa será su arma para vencer el 5 de mayo”.

Y también es consciente de que para mantener el ritmo peleando desde la larga distancia en un combate pactado a 12 asaltos, resulta necesaria una preparación óptima.

“No podemos darnos el lujo de perder ni un minuto. Cada hora de gimnasio es clave”, dijo Díaz, quien se despidió asegurando que los escépticos se llevarán una gran sorpresa el 5 de mayo.

Comenta sobre este articulo