El anuncio de la pelea entre Humberto “Zorrita” Soto y el argentino Lucas Mathysse pone en manifiesto una vez más que Golden Boy Promotions no tiene interés en guardarse las mejores peleas en las gavetas para otro momento y las pone en circulación para el beneficio del fanático y del boxeo en sí.

En meses pasados el tres veces campeón mundial en diferentes divisiones Humberto “Zorrita” Soto firmó un acuerdo promocional con la empresa Golden Boy, lo que lo coloca en las grandes peleas, con opción a mejores bolsas y lo saca de la monotonía en la que se había vuelto el enfrentar a rivales de poca monta que la empresa Baja Boxing podía conseguirle.

Soto es uno de los pugilistas más conocidos en México, pero jamás se ha podido sacudir las críticas de los fanáticos que piensan que su carrera ha sido gris y desaprovechada al no haberse medido a lo mejor de cada categoría divisional por la que transitó.

El estar ahora con esta empresa multi-nacional le da acceso a rivales de la categoría de Erik Morales, Amir Khan, Marcos Maidana y claro están, de Lucas Matthysse.

Y contrario a lo que otros pueden pensar, soy de la idea de que el peso no será factor en Humberto Soto, ya que los peleadores que militan en los junior welter son pequeños y de su misma complexión.

El problema radicará en que estando con Golden Boy Promotions las opciones de pelea no serán fáciles, pues es conocido que el lema de Oscar De la Hoya es que “si crees ser el mejor tienes que vencer a los mejores”.

Los tiempos en los que fue consentido por Top Rank ya han terminado, las grandes peleas que siempre dijo buscaba están a su alcance, pero tengo que decir que no pasará de Matthysse. Su desventaja radica en que no posee el nivel necesario para derrotar a los mejores junior welter.

Comenta sobre este articulo