Negarse a una pelea titular parece inverosímil, pero en la viña del señor todo puede suceder. Seguro de ello está el norteamericano Paulie Malignaggi (30-4-0, 6 KOs) que rechazó, pese a ser el retador obligatorio, disputarle al ucraniano Vyacheslav Senchenko (32-0-0, 21 KOs) la faja mundial de peso welter junior, versión de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

“Si no consigo algo que me guste, no voy a pelear, es así de simple”, explicó el norteño de 31 años. “Me encanta competir y quiero pelear, pero los negocios son los negocios. Tiene que ser el trato correcto o no hay pacto. Soy afortunado. No tengo que pelear si no quiero hacerlo.”

Esas declaraciones obedecen a que la promotora Golden Boy, su apoderada, apenas le ofreció una remuneración de 250 mil dólares por el pleito contra el europeo.

Según ESPNdeportes.com, el boxeador nacido y que reside en Brooklyn no estaba molesto por la “raquítica” oferta de los empresarios y en consonancia trató de justificarlos. “Golden Boy hizo el esfuerzo y no puedo culparlos. No consiguieron una fecha de televisión para la pelea. No es su culpa y agradezco sus esfuerzos.”

El poderoso pugilista, que ha estado presente en seis peleas titulares, explicó que el campamento de Senchenko originalmente le ofreció a Golden Boy 275 mil, cifra que la promotora dijo que podía estirar hasta 300 mil. Pero no hubo acuerdo.

Malignaggi agregó que solicitó que se le eximiera de pagar impuestos en Ucrania, viajar en primera clase y que Union Boxing cubriera los honorarios de sanción, condiciones que finalmente fueron rechazadas.

“No iba a volar 10 horas en clase turista durante la semana de la pelea. No creo que eso esté bien”, comentó. “Había otras cosas que quería y la gente de Senchenko contestó que no, así que dije que deberíamos arriesgarnos en una subasta por la cartera. Y ya vieron lo que fue la oferta.”

“No le guardo rencor a nadie. Al final del día, no anticipaba un acuerdo. Yo quería 500 mil, así que no iba a aceptar 250 mil. Si hubiéramos podido solucionar esas cosas habría tomado la pelea por 300 mil, pero no fue así. Ésta fue la oportunidad de (Union Boxing) de poner el nombre más importante en el currículum de Senchenko.”

“Tuvieron la oportunidad -prosiguió- de llevarme a Ucrania y de robarme la pelea con una decisión. Prefiero pelear porque me encanta la adrenalina del boxeo de alto nivel, pero no voy a aceptar un acuerdo que no me gusta. Ya estoy más allá de eso”, concluyó Malignaggi que espera que Golden Boy encuentre algo “apetecible”, mientras tanto, corre tres días a la semana para mantenerse en forma.

Comenta sobre este articulo