Las críticas hacia las revanchas que ha tomado Jorge ‘Travieso’ Arce en la última etapa de su carrera vienen de todos lados y el mote de ‘Leyenda’ con el que prematuramente le ha vinculado la empresa Promociones Zánfer suena un tanto perverso.

Desde septiembre de 2011 hasta la fecha ha despachado en peleas de revancha al sudafricano Simphiwe Nongqayi y al filipino Angky Angkota y este sábado 18 de febrero en Mexicali, Baja California, chocará por segunda vez con el venezolano Lorenzo ‘Lencho’ Parra, con quien empató de forma controversial en 2010.

‘Lencho’ Parra atraviesa por un peor momento boxístico que cuando se midió por primera vez con Jorge Arce. En su más reciente pelea, contra Anselmo ‘Chemito’ Moreno, le fue suspendida la licencia por seis meses debido a su falta de combatividad.

El sentido que le encuentro en el desempate entre Arce y Parra es el de sostener la reputación del primero mientras se consigue una oportunidad de enfrentar al nuevo fenómeno de las categorías chicas, el ‘Flash Filipino’ Nonito Donaire.

Así que el ajuste de cuentas contra Parra se tuvo que vender como algo personal, convencer a la televisión, patrocinadores y al aficionado casual que este tipo de revanchas traen algo positivo a la carrera de Jorge Arce, quien no se puede retirar sin haber resuelto sus viejas rencillas.

Aun con todo esto al fanático de cepa no lo puedes engañar, los citados en el segundo párrafo de este material ni siquiera se encuentran clasificados entre los mejores quince de las categorías de peso en las que Arce compite.

El 5 de junio de 2010 en el Yankee Stadium de la ciudad de Nueva York, el borinqueño Miguel Ángel Cotto destronó al norteamericano Yuri Foreman y se convirtió en el nuevo jerarca súper welter por la AMB.

Con esa victoria Miguel Cotto retomó las riendas de su carrera y dijo adiós a un retiro prematuro del boxeo, al que hubiese sido alentado en caso de volver a ser derrotado.

Luego de ello ha realizado dos peleas de campeonato, ambas transmitidas por el sistema Pague-Por-Ver (PPV), sin embargo las mismas dejaron mucho que desear en cuanto a calidad se refiere, pues se enfrentó a nombres en lugar de opositores, Ricardo Mayorga y Antonio Margarito.

Tanto Mayorga como Margarito son pugilistas que han sido muy castigados durante toda su carrera y en el momento en el que se encontraron con Cotto permanecían semi retirados.

Dos peleas en las que se cotizó gracias al apoyo incondicional del fanático puertorriqueño, que lo sigue viendo como único representante de su especialidad y ello basta para satisfacer las necesidades de un voraz sistema llamado ‘Negocio del Boxeo.’

No podríamos decir que fueron dos ‘Tune Up’ mientras conseguía algo mejor ya que es evidente que fueron negocios muy lucrativos. Lo que sí reconocemos es que realizó movimientos inteligentes y sin mucho riesgo para cotizarse alto cuando un ‘megafight’ se cruzara por su camino.

Miguel Cotto tendrá su chance contra Floyd Mayweather Jr. y Jorge Arce quiere el suyo contra Nonito Donaire, por eso es importante que permanezca por la senda del triunfo y sobre todo que mantenga la atención del respetable y de los medios de comunicación con peleas mediáticamente atractivas.

Floyd Mayweather y Nonito Donaire tendrán fáciles días de pago cuando choquen con Miguel Cotto y Jorge Arce, pues aún cuando estos últimos ganen campeonatos y se mantengan en la cresta de la ola, se quedan cortos contra oposición de gran nivel.

Comenta sobre este articulo