El ucraniano Vitali Klitschko venció por decisión unánime al inglés Dereck Chisora y retuvo la corona de los pesos pesados del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) en Munich, Alemania.

Aunque Chisora ofreció un combate y buscó todo el tiempo la pelea en la corta distancia ante Klitschko, no pudo hacer valer sus palabras de que saldría vencedor en el octavo asalto y la división tendría un nuevo monarca.

Las tarjetas de los tres jueces favorecieron 118-110, 118-110 y 117-111 a Klitschko, quien demostró que a pesar de su edad se encontraba en excelente forma competitiva.

Klitschko utilizó con gran precisión su jab de izquierda, con buenos desplazamientos hacia los laterales, mientras Chisora tiró mucho más, pero logró menos impactos en el cuerpo de su rival.

El pleito tuvo un preámbulo penoso cuando el británico le pegó una bofetada al ucraniano durante el pesaje, que fue sancionado con una multa de 50.000 dólares.

Hoy tras el veredicto oficial, Chisora ofendió nuevamente a Klitschko y los representantes de ambos contendientes tuvieron que intervenir para impedir otro bochornoso espectáculo como el ocurrido durante el cara a cara del pesaje.

Con el triunfo, Klistchko mejoró el récord a 44 victorias, incluidos 40 nocatus y dos reveses. Su adversario acumula ahora 15 triunfos, nueve antes del límite de tiempo, con tres fracasos.

El múltiple monarca ucraniano, de 41 años y 2,02 metros, no pierde desde el año 2003, cuando recibió nocaut técnico del estadounidense Lennox Lewis en seis rounds en Las Vegas.

Comenta sobre este articulo