cloud pikSiguen las injusticias en el boxeo. Votaciones de los jueces que nada tienen que ver con lo sucedido sobre el ring. Ahora la víctima fue el español Gabriel “Chico guapo” Campillo y el beneficiado el invicto estadounidense Tavoris “Trueno” Cloud ¿Hasta cuándo? El mal está tan enraizado que es difícil de eliminar.

Cloud recibió la corona (un injusto regalo) semipesada de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) que ganó limpiamente “Chico guapo” en la ciudad de Corpus Christi, en Texas.

En el primer asalto Campillo (21-4-1, 7 KOs) recibió un fuerte derechazo de Cloud (24-0-0, 19 KOs) y besó la lona. Después del conteo del réferi Mark Nelson hubo otro ataque que nuevamente requirió la indispensable protección a Campillo.

Parecía que “Chico guapo” no podría capear el temporal. Pero lo salvó la campana. Y parece que los señores jueces Joel Elizondo y David Robertson se quedaron dormidos y no vieron el resto de lo sucedido sobre el encordado.

Elizondo votó 114-112 y Robertson 116-110. La decencia recayó en Denny Nelson que vio ganador (como ocurrió) a Campillo 115-111.

Fueron dos estilos completamente diferentes. Campillo zurdo, espigado, con buenos movimientos de torso y pies, pero carente de una fuerte pegada y también con una pobre defensa. Pero muy combinativo. Utilizó con precisión los ganchos en ambas manos, que hicieron daño a su rival.

Cloud dio muestras de mucha resistencia. Fuerte. Con dinamita en su puño derecho. Siempre hacia delante. Sin pedir tregua. Lo aventajaron. Recibió dos golpes por uno. Por eso sorprende el fallo arbitral.

Los golpes de Campillo abrieron dos heridas en el párpado izquierdo de Cloud, lo que obligó al tercer hombre del ring a solicitar en varias ocasiones la presencia del médico asignado al pleito para conocer si el local podía continuar combatiendo.

A pesar de que Cloud era local, tras darse a conocer el resultado, el público estuvo silbando el veredicto de los jueces durante varios minutos en desaprobación del controversial fallo.

“Me sentí superior y no encuentro explicación a lo que votaron los jueces”, dijo Campillo. “El pegó un buen golpe y me tumbó en el primero, pero después yo dominé la pelea”.

Campillo obtuvo el título mundial de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) ante el argentino Hugo Hernán Garay el 20 de agosto de 2009. Dos meses después retuvo la corona ante el kazajo Beibut Shumenov, quien en enero del siguiente año le ganó una polémica decisión.

En su anterior ascenso al ring Campillo había empatado con el germano-iraquí Karo Murat en la disputa del título intercontinental de la Federación Internacional el 1 de octubre en Alemania.

Campillo recibió la oportunidad de enfrentar a Cloud cuando el retador húngaro Zsolt Erdei sufrió una lesión y quedó vacante la plaza para el pleito que estaba pactado el 31 de diciembre.

Comenta sobre este articulo