williams ishida pikEsta vez Paul “Castigador” Williams no necesitó ayuda de los jueces. Disertó sobre el cuadrilátero y el triunfo unánime fue merecido ante el japonés Nobuhiro Ishida en la discusión del título superwelter de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) en Corpus Christi, Texas.

Williams (41-2-0, 27 KOs) consiguió idénticas tarjetas de 120-108, muestra de que los tres encargados de valorar su actuación lo vieron imponerse en los 12 asaltos. Fue justo el fallo, a diferencia de la ceguera que prevaleció en el combate previo cuando dos “jueces” dieron ganador al estadounidense Tavoris “Trueno” Cloud sobre el español Gabriel “Chico guapo” Campillo. Lamentable despojo al europeo.

No pudo Ishida, de 36 años, descifrar el estilo de pelea de Williams, quien durante todo el pleito lució a gran altura y pegó fuerte con ambas manos al rostro y el cuerpo del asiático, vencedor por nocaut en el primer asalto del mexicano Edson Espinosa el 26 de noviembre en el Distrito Federal.

Pero Williams viene de un inmerecido triunfo por votación mayoritaria ante el cubano Erislandy Lara, el 9 de julio en Atlantic City, New Jersey. La injusticia cometida resultó de tal magnitud que los tres oficiales fueron suspendidos por la Comisión Deportiva de New Jersey, dada la superiorida del caribeño sobre el ring.

Bochornoso lo que hicieron al ¿impartir justicia? Al Benneth, Hilton Whitaker y Don Givens. Merecido castigo recibieron al ser suspendidos indefinidamente por arrebatarle la victoria a Lara, aunque no se puede borrar la injusta mancha en su carrera que permanecía invicta en 16 combates.

Antes de ese choque, Williams fue noqueado por el argentino Sergio “Maravilla” Martínez en la disputa del titulo mediano del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), también en Atlantic City, el 20 de noviembre de 2010.

Pero entre sus 40 triunfos incluye los de Maravilla Martínez, en 2009, el mexicano Antonio Margarito (2007) y el puertorriqueño Kermit Cintrón (2010).

Comenta sobre este articulo