El pasado sábado 18 de febrero en Mexicali, Baja California, el múltiple campeón mundial Jorge “Travieso” Arce liquidó por nocaut efectivo en cinco rounds al venezolano Lorenzo “Lencho” Parra en lo que fue la batalla estelar de la función denominada “Soy Leyenda”.

La pelea se pactó en peso súper gallo, pero el día del pesaje Parra parecía un peso ligero al lucir un físico bastante deteriorado, que no tenía nada que ver con el del Parra que fue atracado en 2010 contra el mismo Arce o el que hizo pasar apuros a Celestino Caballero en 2008.

Ya de entrada se percibía un combate desigual, porque Arce se prepara muy bien para cada uno de sus compromisos y porque Lorenzo Parra, al haber sido confirmado hasta finales de enero, evidentemente no entrenó adecuadamente para la justa.

Si a ello le sumamos la inactividad del venezolano y su deprimente desempeño en junio del año pasado contra Anselmo Moreno, las cosas no podían salir bien.

El resultado todos lo conocemos, Parra fue competitivo solo dos rounds, el resto terminó siendo partícipe del lucimiento de un “Travieso” Arce que está tan crecido que a base de clásicos ganchos a la región abdominal se ganó la ovación del respetable.

Esa misma noche en Cancún, Quintana Roo, el yucateco Gilberto Keb fue noqueado de la misma forma y en el mismo round por el sinaloense Mario “Dragoncito” Rodríguez, en pleito pactado en peso minimosca, uno en donde Rodríguez nunca ha sido competitivo.

Desconozco con cuantos días de anticipación se le avisó a Gilberto Keb para que combatiera contra el “Dragoncito” Rodríguez, pero por lo que se vio el sábado no fueron muchos.

Keb terminó en la lona producto de un gancho al hígado que le propinó Mario Rodríguez, pero su rendimiento ya venía disminuyendo a partir del tercer round, cuando el golpeo al cuerpo de Rodríguez le impedía que caminara el ring con soltura.

En el pasado este resultado no habría sido cuestionado, ya que siempre que Keb enfrentaba a un peleador de nivel era derrotado, pero en el último par de años las cosas cambiaron, el promotor Pepe Gómez revivió su carrera hasta llevarlo a conquistar el campeonato mundial minimosca del Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

Este mismo boxeador con record perdedor venía de vencer a Omar Niño y de ser robado contra Adrián Hernández. Así que su mala exhibición está determinada más a su pobre preparación que a las capacidades atléticas de su adversario.

Con lo anterior no quiero que este material se vea como una excusa de tantas, más bien quiero que sirva como crítica para aquellos peleadores que con tal de ganarse unos pesos toman peleas con muy poco tiempo de anticipación y exponen su salud y su propia vida.

Ni Arce ni Rodríguez tienen la culpa de lo ocurrido, ellos solo hicieron su trabajo, pero para Lorenzo Parra y Gilberto Keb ni la disculpa vale.

Foto: Rafael Soto, Zanfer Promociones

Comenta sobre este articulo