Chris “Pesadilla” Arreola está eufórico. El fulminante nocaut que le propinó a Eric Molina en el primer asalto el 18 de febrero, en Corpus Christi le ha elevado la autoestima a tal punto que quiere la revancha ante el ucraniano Vitali Klitschko.

Arreola (35-2-0, 30 KOs) acabó con Molina (18-2-0, 14 KOs) con potentes combinaciones y una derecha recta al rostro que lo puso en malas condiciones y obligó al tercer hombre del ring a decretar el nocaut a 30 segundos de final del asalto inicial.

“Quiero la revancha ante Klistschko y convertirme en el primer mexicano campeón del mundo en los pesados”, dijo el mexicano-estadounidense Arreola a escasos días de cumplir 32 años, que festejará el 5 de marzo.

Dos años y medio han transcurrido desde que “Dr. Puños de Hierro” Klistschko (44-2-0, 40 KOs) le infligió el primer revés a Arreola en el Staples Center, de Los Ángeles, donde estaba en juego la faja pesada del Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

“Ahora hay una buena oportunidad para que Chris se enfrente a Klistschko”, dijo Henry Ramírez, entrenador de “Pesadilla”. “La victoria sobre Molina lo ha colocado nuevamente en vía directa para enfrentarse al ucraniano”, vencedor de Dereck Chisora por fallo unánime el 18 de febrero en Munich, Alemania.

Reconocido como un púgil de talento, que logró plaza entre los diez mejores de la categoría en los últimos tres años, Arreola subió excesivamente de peso, perdió velocidad y en su combate frente a Joel Abell, aunque ganó también por KO, pareció otro mastodonte sin perspectivas para empeños mayores.

Pero según Ramírez su pupilo cambió desde entonces. Cedió 15 libras ante la báscula, entrenó con dedicación y ahora está listo para buscar la corona en poder de Klistschko.

“A la gente le encantan los nocauts”, dijo Emanuel Steward, entrenador de Wladimir, el más joven de los Klitschko. “Chris Arreola tiene ese estilo que la gente adora porque no trata de ser más técnico que su contrincante, solo noquearlo y los fanáticos se vuelven locos con eso”.

Nacido el 5 de marzo de 1981, Cristóbal Arreola (su nombre real) fue campeón de los “Golden Globes” de Estados Unidos en 2001 y 2003. Tras su paso al boxeo rentado comenzó con 11 victorias consecutivas por la vía del sueño.

El otro revés de su carrera fue por decisión mayoritaria a manos del polaco Tomasz Adamek el 24 de abril de 2010 en la discusión del título internacional de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) en California.

Comenta sobre este articulo