Manny Pacquiao sacó nuevamente las pistolas. Y el blanco de sus disparos no podía ser otro que el controversial Floyd Mayweather Jr. El filipino Pacquiao (54-3-2, 38 KOs) aseguró que el invicto “Pretty boy” (42-0-0, 26 KOs) evade enfrentarlo y pone trabas económicas que ningún boxeador puede aceptar.

“Habla y habla, pero al final no quiere pelear”, afirmó el Pacman durante una rueda de prensa en California, que sirvió para promociar la pelea ante Tim Bradley el 9 de junio en el MGM Grand de Las Vegas. “Yo sí quiero pelear, soy quien ha querido esta pelea todo el tiempo. Pero me ofreció 40 millones de dólares y nada del dinero del pago-por-ver”.

El múltiple campeón asiático puso en duda que “Money” esté en condiciones de aceptar una oferta similar, aunque insistió que el objetivo de Mayweather es principalmente publicitario y no con la intención de enfrentarlo.

“¿Creen que si le le ofrezco 50 millones de dólares, no 40 como hizo él, sin incluir los derechos del pago-por-ver el aceptaría? Toma este dinero, siéntete afortunado, pero nada del dinero del pago-por-ver. Tampoco aceptaría”.

El esperado megacombate podría quedar sin efectuarse, pues Pacquiao asegura que se acogerá al retiro despés de “dos peleas más”, aunque su promotor Bob Arum, director general de Top Rank, señaló que quizás sean “tres”.

De acuerdo con Arum en el grupo de posibles rivales estarían el mexicano Juan Manuel “Dinamita” Márquez, el puertorriqueño Miguel Cotto y “Pretty boy” Mayweather, con fecha en el mes de noviembre.

Por su parte, José Sulaimán presidente del CMB, aseguró que Qatar será la sede del pleito entre Pacquiao y Mayweather y ratificó el undécimo mes del año, tal como expresó Arum.

“Hay un país árabe que pretende esa pelea y se la va a llevar: Qatar”, reveló Sulaimán, aunque insistió en lo complicado de las negociaciones y los múltiples aspectos en los que resulta difícil conciliar intereses entre ambas partes.

Pero Ken Hershman, nuevo presidente de la división de deportes de la cadena HBO, dijo que la espera no será eterna, porque en la medida que transcurra el tiempo el enfrentamiento será “cada vez más irrelevante”.

“No creo que el deporte necesita de esa pelea para sobrevivir o se tenga que creer en toda esa hipérbole”, expresó Hershman. “La fecha de expiración será a fines de este año y principios del otro”.

El argentino Sergio “Maravilla” Martínez, quien ha señalado su intención de rivalizar con Pacquiao o Mayweather, puntualizó que los acuerdos con el astro asiático van más allá de sus deseos.

“Pacquiao no manda en su carrera, Mayweather sí”, dijo Martínez, quien enfrentará al británico-irlandés Matthew Macklin el 17 de marzo en el Madison Square Garden, de Nueva York. “Ser boxeador de Top Rank es ser una marioneta. Yo prefiero la postura de Mayweather, porque él dice y manda. Pacquiao hace sólo lo que le ordenan”.

¿Será cierto que el dinero entorpece el acuerdo para el esperado combate? ¿O que Pacquiao no puede decidir por sí solo? Infinitas interrogantes se ciernen sobre el ambiente. Pero no caben dudas que sería un pleito de ganancias exorbitantes, que nadie se querrá perder.

Comenta sobre este articulo