Hubo de todo. Intercambios. Buenos golpes. Cabezazos. Heridas. Agarres. Pero al final el mexicano Juan José “Goofy” Montes ganó a su coterráneo Óscar “Ceviche” Ibarra los títulos vacantes supermosca de la Federación Mundial (FMB) y de la Federación Internacional (FIB) en el Coliseo Olímpico de Guadalajara.

Aunque Montes (22-2-0, 14 KOs) finalizó el emotivo pleito sangrando por ambos arcos superciliares, sus golpes fueron más efectivos y precisos, lo que derivó en que recibiera votación unánime de los jueces: 117-109, 116-111 y 114-113.

Ibarra (27-6-0, 18 KOs) entró en forma ilegal con la cabeza en repetidas ocasiones, se refugió en las cuerdas e hizo de los agarres un arma de defensa. No se negó al combate, pero estuvo lejos de brillar por su desenvolvimiento boxístico. Su enrevesada actuación estuvo a punto de causarle una ingesta al rival.

Después de repetidas amonestaciones del tercer hombre del ring para que levantara la cabeza, “Ceviche” fue sancionado con un punto en el décimo asalto. Pero el cansancio y los golpes recibidos lo obligaron a continuar en idéntica forma hasta el cierre del duodécimo episodio.

“Soy consciente de lo que nos estamos jugando, ambos sabemos bien lo que significa esta oportunidad y yo en lo personal no pienso echarla por la borda”, había expresado Goofy Montes. “Quiero ser campeón del mundo y esta es mi gran oportunidad”.

Montes (21-2-0, 14 KOs) acabó en forma fulminante sus dos últimas presentaciones ante púgiles mexicanos. Tanto a Sammy “Huesitos” Reyes como a José Luis “El Ciego” Rosales los noqueó en el segundo round. A Reyes en Colina y a Rosales en pleito efectuado en Baja California Sur.

Antes, y también el pasado año, Goofy sufrió un descalabro ante el zurdo mexicano Tomás Rojas en la discusión de la corona supermosca del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) en Chiapas.

Ibarra (27-5-0, 18 KOs) perdió el título de plata del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) frente al filipino Sylvester López en Querétaro, pero antes acumulaba 13 victorias consecutivas, 11 de ellas por nocaut y dos por decisión.

Comenta sobre este articulo