Juan Manuel “Dinamita” Márquez tuvo que ceder. Quería una cuarta pelea frente al Manny Pacquiao, pero el astro filipino acordó enfrentar a Timothy Bradley el 9 de junio en Las Vegas. También estuvo en conversaciones para vérselas con el campeón Lamont Peterson y éste se decantó por una revancha ante Amir Khan.

Resultado: “Dinamita” rivalizará el 21 de abril frente al invicto zurdo argentino César Cuenca (42-0-0, 1 KOs), ranqueado número 1 de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), en una ciudad mexicana, que según versiones podría ser Morelia, Chiapas o Cancún.

Ex campeón de la división pluma de las organizaciones AMB, FIB y OMB, además de la superpluma del CMB y ligero AMB, OMB, Márquez (56-3-1, 39 KOs) asegura que desconoce el estilo de pelea de Cuenca, aunque buscará información en las redes sociales para ajustar el plan táctico que utilizará cuando suba al ring.

“Honestamente, no lo conozco ni nunca lo he visto boxeando”, aseguró Márquez, de 38 años y profesional desde 1993. “Pero buscaré sus peleas en Youtube para observar la forma que tiene de combatir”.

El 12 de noviembre Márquez sufrió controvertido revés ante Pacquiao en Las Vegas. Dos jueces dieron el triunfo a Pacman y el otro declaró empate. Los simpatizantes de Márquez consideraron un ultraje el resultado, aunque fue un combate de muchos intercambios en el que el Pacquiao no brilló a la altura de siempre.

“Viendo el récord de Cuenca, considero que será un contrario difícil, que se mueve con rapidez y es un buen boxeador”, añadió Márquez, que tiene proyectado otros dos combates en 2012. “Está ranqueado en primer lugar en la OMB y eso significa que ha hecho algo”.

En su primera incursión fuera de Argentina, Cuenca tendrá que demostrar que aunque carece de poder en los puños, su táctica de pelear a la riposta puede aportar buenos dividendos ante adversarios de la élite como “Dinamita” Márquez.

“Cerramos trato ya”, dijo Cuenca al diario deportivo argentino “Olé”. “Tengo armas para ganar, aunque hay quienes no confían y ponen en dudas mi estilo de contragolpeador. Voy a hacer lo imposible por derrotarlo”.

Tres enfrentamientos tuvo Cuenca en 2011, el último ante Luis Gustavo Sosa en el Chaco. Como casi todos sus pleitos, ese también lo ganó por decisión. Al único que ha conseguido enviar a la lona por la cuenta definitiva fue Andrés Villafane hace siete años en Buenos Aires.

Ahora Cuenca tendrá la oportunidad de demostrar frente a Márquez que el boxeo es el arte de la esquiva. Una complicada misión ante un incansable fajador como “Dinamita”. Sin dudas necesitará más que buena suerte.

Comenta sobre este articulo