“Martillo de Hierro” Klitschko no pertenece al mundo de los que ofenden e injurian a sus rivales. Mucho menos lanza obscenidades y groserías. Tampoco padece de incontinencia verbal. Es todo un “caballero” con ética profesional reconocida. De ahí que sus palabras hacia el francés Jean-Marc Mormeck deben ser tenidas en cuenta a escasos días del pleito que sostendrán el 3 de marzo en Dusseldorf, Alemania.

“Buscaré el nocaut 50 ante Mormeck”, dijo el menor de los Klitschko, quien acumula 56 triunfos, 39 de ellos por KO, con tres reveses. “Estoy listo para este reto y todavía tengo hambre de victorias”.

Con 35 años y una carrera exitosa, Klitschko no necesita de cintillos periodísticos para promocionar sus combates. Catorce victorias consecutivas desde el 2004 hablan por sí solas de su indiscutible calidad en la división supercompleta.

Ahora expondrá los títulos Súper World de la Asociación Mundial (AMB), de la Federación Internacional (FIB), de la Organización Mundial (OMB) y de la Organización Internacional (OIB).

Desde el 10 de abril de 2004, el gigante de 1,98 metros no conoce el agrío sabor de la derrota. Fue Lamon Brewster, quien le infligió el tercer revés por nocaut en el quinto asalto, en pleito escenificado en Las Vegas, donde estuvo en disputa la faja vacante de la OMB.

Pero Klitschko tomó desquite tres años después con triunfo también por nocaut en el sexto round en Colonia, Alemania, en la discusión de los títulos de la Federación Internacional (FIB) y de la Organización Internacional (OIB).

Mormeck, de 41 años, afirmó que se ha preparado muy bien con la intención de convertirse en el primer francés monarca en la división máxima del pugilismo.

“Es un gran boxeador en todos los sentidos, pero yo he estado preparándome durante años para este momento”, expreso Mormeck, que exhibe récord de 36 victorias, 22 por nocaut, y cuatro reveses. “Sé que es un oponente más grande y pesado, pero soy fuerte mentalmente e intentaré afrontarlo como he hecho antes con todos mis rivales”.

Nacido en la isla de Guadalupe, Mormeck alcanzó el fajín crucero de la AMB al vencer a Virgil Hill por decisión unanime el 22 de mayo de 2002 en Suráfrica. Tras un tripleta de exitosas defensas, incorporó el título del CMB mediante fallo completo ante Wayne “Big Truck” Braithwaite en 2005. Ambas coronas las perdió ante O´Neil Bell por nocaut en 2006.

En su último pleito, Mormeck derrotó por decisión dividida al uzbeko Timur Ibragimov en París por la vacante AMB Intercontinental.

Comenta sobre este articulo