El pasado sábado en pelea estelar de la función “Pegada Explosiva” que se celebró en Guadalajara, Jalisco, el tapatío Juan José “Goofy” Montes se impuso por decisión unánime en doce rounds sobre el capitalino Oscar “Ceviche” Ibarra y de paso se adjudicó el campeonato mundial súper mosca de la Federación Mundial de Boxeo (FMB) y el internacional súper mosca de la Federación Internacional de Boxeo (FIB).

Sangrienta resultó la batalla protagonizada por estos dos jóvenes, quienes cuentan con experiencia, palmarés y estilos de pelea similares.

Desde el inicio de la contienda Montes se lanzó con fiereza sobre un Ibarra más moderado, que por momentos pecó de confianza y se recluyó en las cuerdas esperando que su rival abriera espacios que le permitieran colocar sus bombazos.

La estrategia de Ibarra iba más allá de ganar round por round el combate, pues él tenía en la mente derrumbar al “Goofy.” Lo que le costó ser derrotado al no poder lastimarlo siquiera.

La quijada de Montes ya había sido probada en aquella pelea contra Tomás “El Gusano” Rojas, en la que resistió por doce asaltos el fuerte castigo que le propinó el entonces campeón mundial súper mosca del CMB.

A medida que la pelea se fue haciendo vieja Montes comenzó a trabajar sus laterales y a boxear desde la media y larga distancia al “Ceviche” Ibarra. El cambio había obedecido a que su rostro se mostraba bastante lastimado, con cortes en ambos párpados producto de los fuertes impactos que le asestó el segundo.

Durante el último tercio Ibarra trató de componer y logró su cometido. Pero ello no fue suficiente para que obtuviera una victoria por la vía de los puntos.

Las tarjetas de los jueces fueron distintas, 118-119, 116-111 y 114-113, lo que es permisible ya que muchos de los rounds fueron cerrados y pudieron ir para cualquier lado.

Comenta sobre este articulo