El puertorriqueño Miguel Ángel Cotto (37-2-0, 30 KOs) es consciente de que su carrera deportiva podría experimentar un giro de 360 grados si logra vencer al estadounidense Floyd “Pretty Boy” Mayweather (42-0-0, 26 KOs), el próximo 5 de mayo en MGM Grand de Las Vegas, Nevada.

Los beneficios de vencer al número uno del mundo libra por libra -distinción que comparte con el filipino Manny Pacquiao (54-3-2, 38 KOs)- son inconmensurables, tanto en cualidad como en proyección económica.

El propio boricua no tuvo reparos para asegurar que esta es la pelea más grande en su trayectoria sobre los encordados. Más importante, incluso, que la que efectuó contra Pacquiao (14 de noviembre de 2009) y la doble presentación (26 de julio de 2008 y 3 de diciembre de 2011) ante el mexicano Antonio Margarito (38-8-0, 27 KOs).

“Hasta el momento sí, pero nos quedan varios años de carrera, así que esperamos que vengan mejores peleas”, corroboró el caribeño, vigente campeón mundial de las 154 libras de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

Esa distinción la obtuvo tras vencer el 5 de junio de 2010 a Yuri Foreman (28-2-0, 8 KOs). Además realizó dos defensas exitosas, primero ante el nicaragüense Ricardo Mayorga (29-8-1, 23 KOs) y luego frente a Margarito, el hombre que le quitó el invicto tres años antes.

“Estábamos muy conscientes de la responsabilidad que conllevaba una victoria sobre Margarito, pero más que la victoria era dejarle claro al público y a los aficionados del boxeo qué fue lo que sucedió en el 2008”, explicó en franca alusión al revés por nocaut a manos del “Tornado de Tijuana”, que posteriormente fue sancionado por descubrírsele yeso en el vendaje antes de la reyerta contra Shane Mosley, en enero del 2009.

Pero a pesar de encontrarse en un momento dulce, por el evidente crecimiento boxístico experimentado bajo las órdenes del entrenador cubano Pedro Luis Díaz, sabe que la confianza genera peligros y por esa razón no descuida un segundo la preparación que comenzó hace par de semanas.

“Nos sentimos muy bien en cuanto a la preparación y vamos a estar mejor el 5 de mayo” confirmó y agregó que “trabajaremos como lo estamos haciendo hasta ahora para obtener la victoria”.

El “Orgullo de Caguas” enfatizó que ante el Pretty Boy saldrá “con mucha pasión y con muchas ganas de pelear” porque no quiere perder su título superwelter que estará en juego esa noche y le apasiona la idea de romperle el invicto al norteño de 35 años.

“Estoy seguro que no hay persona invencible en el mundo y de eso daremos muestra en la pelea”, manifestó Cotto. “Después de ese combate pensaremos en qué puede venir; hasta entonces estamos pensando en Mayweather”.

No obstante, hizo una pausa para admitir que le gustaría la revancha contra Pacquiao, que le arrebató el cetro welter de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) en noviembre del 2009.

“Son cosas que están en el tintero, son cosas que no le decimos que no, pero ahora solo estamos pensando en Floyd Mayweather”, señaló el boxeador caribeño que dijo sentirse cómodo en la categoría superwelter.

Comenta sobre este articulo