El argentino Sergio “Maravilla” Martínez asegura que se encuentra concentrado para su combate contra Matthew “El Cuchillo” Macklin el 17 de marzo en el Madison Square Garden, de New York, donde disputarán el título diamante del Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

Martínez (48-2-2, 27 KOs) reconoció que Macklin (36-2-0, 15 KOs) es un joven, fuerte, con el característico estilo británico y que intentará imponer su estilo “áspero” en la corta y media distancias.

“No tengo problemas, tengo versatilidad y me adapto a todos los estilos”, expresó Martínez a “ESPNdeportes”. “Estamos preparando una estrategia para neutralizar el estilo de McKlin y trabajar de contragolpe sobre sus errores”.

Pero por más que el púgil sudamericano intente no referirse al mexicano Julio César Chávez Jr. es imposible que la pregunta no flote en el ambiente durante sus entrevistas.

“No estoy reclamando pelear con el Junior”, dijo Martínez, de 36 años. “Solo pido que se haga justicia. Cedí el cinturón mundial haciendo un favor y quiero recuperarlo. De eso se trata”.

“Maravilla” se refiere a un presunto acuerdo con José Sulaimán, presidente del Consejo Mundial de Boxeo, al dejar vacante el título mediano de esa organización, que obtuvo por decisión unánime frente a Kelly Pavlik el 17 de abril de 2010 en Atlantic City.

Según ese “pacto de caballeros”, existía la intención de abrirle espacio a Chávez Jr. para que disputara la faja mediana frente a Sebastian Zbik el 4 de junio del pasado año en el Staples Center, de Los Angeles. Y después Martínez chocaría con el ganador.

Pero el asunto se complicó, porque a Maravillas le otorgaron el irrelevante título de “Campeón de Diamantes”, mientras Chávez Jr. siguió su camino en forma paralela y enfrentó (y ganó) a su coterráneo Marco Antonio “Veneno” Rubio.

Al enterarse de la aprobación del pleito Chávez Jr-Rubio, el argentino Martínez expresó molesto su separación de la entidad boxística, a la que considera que incumple sus propios acuerdos.

“Ojalá la entidad boxística más fuerte de la historia y más importante del mundo cumpla su palabra”, enfatizó. “No me van a hacer ningún favor. Es solo hacer justicia. Nada más”.

Comenta sobre este articulo