Las distancias no importan si las oportunidades llegan. Por esa razón el mexicano Eduardo “Canilla” Escobedo (32-3-0, 23 KOs) apenas siente el rigor de su extenso viaje a Tasmania, porque está totalmente enfocado en la posibilidad que tendrá el 7 de marzo de conquistar el cinturón pluma de la Federación Internacional de Boxeo (FIB).

En el Derwent Entertainment Centre, en la australiana Tasmania, “Canilla” tratará de cumplir su objetivo aunque tendrá que vérselas con el vigente campeón mundial de la división, el anfitrión Billy Dib (33-1-0, 20 KOs), que expone su corona por segunda ocasión ya que su primera defensa la hizo el 19 de noviembre pasado contra el italiano Alberto Servidei (31-1-2, 7 KOs), a quien derrotó por nocaut en el primer asalto.

A pesar de tener que bailar en casa del trompo, el azteca de 27 años de edad dijo que está preparado para “asaltar” al campeón y derrotarlo frente a su afición, pues no pretende desaprovechar su segunda pelea titular.

El atleta, natural de la capital mexicana, hizo la primera presentación en un combate de campeonato el 8 de diciembre de 2007. Aquel día disputó el cetro supergallo de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) y cayó por decisión ante su compatriota Daniel Ponce de León (42-4-0, 35 KOs).

“Sé que Dib es un peleador muy habilidoso, es por eso que me preparé a conciencia para esta contienda”, expresó en la sala de abordaje del aeropuerto de la ciudad de México, poco antes de partir hacía Buenos Aires, primera parada de su travesía.

De buen humor y sonriente, el púgil oriundo de Iztacalco, se dijo confiado en lograr su cometido, aunque no se confía, ya que está al tanto de la clase del oponente que tendrá enfrente.

“Canilla” ostenta la faja latina de la IBF y obtuvo la condición de retador al título absoluto después de un camino largo. La escalada comenzó en junio de 2011 al adjudicarse el título de Fedecaribe de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

Su víctima fue el panameño Mauricio Martínez (36-12-1, 24 KOs). Sin descanso apenas (julio 2011) volvió a subir al encerado y ganó el cinturón latino a su compatriota Joksan Hernández (22-4-0, 14 KOs).

“A los que me conocen, les digo que confíen en mí, regresaré de Australia como campeón mundial”, dijo días atrás el retador.

Comenta sobre este articulo